Jump to content
Islamic Forum

Dreamweaver

Member
  • Content count

    34
  • Joined

  • Last visited

Community Reputation

0 Neutral

About Dreamweaver

  • Rank
    Jr. Member
  • Birthday 08/14/1950

Previous Fields

  • Marital Status
    Unavailable
  • Religion
    Islam

Contact Methods

  • Website URL
    http://www.angelfire.com/pq/Andalusia
  • Yahoo
    vpiedad99

Profile Information

  • Location
    Florida
  • Interests
    Mission statement<br />Dawah to hispanics<br />Daiyette training<br />Community service.
  1. El Corán, uno de los libros más vendidos en la exposición de Badr en Melilla Nacional - 02/04/2007 11:53 | Sara Sanz Fuente: Melilla Hoy Puesto de venta de libros islámicos en MelillaLa asociación islámica Badr repitió este año la exposición de libros sobre el mundo musulmán dentro de las actividades organizadas con motivo del nacimiento del profeta Muhammad, que se conmemoró el viernes. En la mesa expositora instalada en la Plaza Menéndez Pelayo se pudieron observar varios ejemplares del Corán traducido al castellano, uno de los libros que más se venden todos los años, según aseguran desde Badr. El portavoz de la asociación islámica Badr, Abdelkader Mohamed Alí, señaló ayer a MELILLA HOY que el objetivo de esta exposición de libros islámicos no es ni mucho menos lucrativo. “Se trata simplemente de prestar un servicio al lector interesado en el mundo musulmánâ€, asegura. De hecho, los libros que se expusieron estos días en la Plaza Menéndez Pelayo se vendieron a precio de costo. Mohamed Alí afirma que, como en años anteriores, la exposición ha contado con varios ejemplares del Corán bilingüe, un libro editado en árabe y castellano con las explicaciones correspondientes, que resulta ser el libro más vendido. Esta asociación también expone otros ejemplares que sólo se pueden obtener en librerías de la Península e incluso hay libros, importados de Argentina, que no se encuentran a la venta en España. “Son libros más especializados, escritos con una visión objetiva, con una encuadernación muy elaborada y que aunque no se encuentran en nuestro país, se venden en Francia, Inglaterra o Alemania traducidos en esos idiomasâ€, explicó Mohamed Alí. Aparte del Corán, “estos libros son los que más éxito han tenido en años anterioresâ€, indicó el portavoz de la asociación. La exposición de libros islámicos se enmarca dentro de los actos organizados por Badr con motivo del nacimiento del profeta, que se conmemoró el viernes.
  2. Latin Muslims in America, the rebirth of community By Aaron Siebert-Llera This paper represents the beginning phases of research originally intended as part of the author's PhD thesis in Sociology at Northwestern University. Aarón (or Haroun) now attends Loyola Law School in Chicago. His mother is Mexican and his father is Jewish. He converted to Islam two years ago, and considers himself part of the growing community of Latino Muslims in America. The version of the paper presented here has been edited for Islamamerica(contact admin if its a beneficial link) by Zakariya Wright. Since the 1960s, immigration to America has occasioned unprecedented cultural cross-communication, leading inevitably to intermingling, and, in some cases, to various individuals and communities embracing religions not usually associated with their heritage. There is no better example of this than the Latino1 Muslim population here in the United States, which has grown significantly over the past nine years. This population is one that is apparently new to Islam, but as I will demonstrate, is one that has been able to reexamine the historical record to forge new cultural identities. As such, the advent of Latino Muslims has served to re-interrogate both what it means to be Latino and what it means to be Muslim in America. This paper will examine Latino Muslim identity in America, primarily by examining reasons for conversion to Islam within the Latino community. Research to this point has demonstrated that Latinos who embrace Islam do so in part because of perceived Spanish (or Andalusian) Muslim heritage. But there are other more immediate doctrinal and social issues that likewise explain Latino conversion to Islam, including a broader flight from the Catholic Church and the perceived threat to traditional Latino values of family and community in America. My own work in the field, examining both immigrant Latinos converting in the United States and American-born Latino converts (such as myself), has supported these conclusions. Of course, conversion within the United States is not the only path to Islam for Latinos, but the long presence of Islam in Latin America itself is unfortunately beyond the scope of this paper. The point should nonetheless be made that Islam is not a new religion in the Latino experience. Aside from more ancient links to Islamic Andalusia, there has been a large influx of Arabs, particularly from Syria and Lebanon, beginning in the 1860s. The number of Muslims currently in Latin America has been estimated at between four and six million, with 800,000 Muslims in Argentina and 1.5 million in Brazil alone. And Islam has not remained the exclusive domain of Arab or Indo-Pakistani immigrants. Aside from conversions among some of the ethnically African populations of Trinidad or Jamaica, for example, a few "indigenous" Muslim communities have likewise taken root. In the state of Chiapas in southern Mexico, a group of Tzotzil Mayan Indians have embraced Islam,2 establishing their own Masjid and zabiha3 restaurant and butcher shop. Likely, many in Latin America have come to similar conclusions about the relationship between Christianity and slavery/colonial domination that those of African descent have come to in the United States. According to one writer: "Rather than viewing Catholicism as the native religion of their culture, they [Latinos] protest that Catholicism was originally forced on their indigenous ancestors by Europeans."4 There is no doubt that the significant influence of Islam on Spanish culture likewise affected Latin America, despite the best efforts of the conquistadors and Christian missionaries to isolate Islam to the "Old World." The year 1492, in which Columbus "discovered" the Americas with Spanish financial backing, was also the same year that the last Muslim caliph was defeated in Granada by the Spanish Christian forces. This was the beginning of the Inquisition and the end of any hopes for a Spain that embraced all three major monotheistic religions. The antipathy towards Islam and Judaism that helped fuel the Inquisition was present within the early Spanish colonists of the Americas. This fear of Islam is explained by Sylviane Diouf as follows: The colonists had a genuine fear that the Muslims would proselytize among the Indians. These concerns may not have been rooted in reality, but they were strong enough to make Spaniards try to enforce a rigid segregation of Indians and Africans. Islam did not spread, but the Muslims may have made some attempts to reach out. Accusations and condemnations do not indicate that a deed or offense has been committed, but in 1560 the mulatto Luis Solano was condemned to death and the "Moor" Lope de la Pena to life in prison for having practiced and spread Islam in Cuzco, Peru.5 The amount of influence that Islam had on Spain was very important to how the settlers treated the Indigenous Americans, as well as the future mestizos (those of mixed race), who would soon make up a majority of Latin America. Spanish Catholics no doubt saw themselves in a race to save the heathens of the New World with Christianity before they could be tainted by Islam, which with the Ottoman Empire then at its apex, dominated the Old World. But the Islamic roots of Spanish civilization could not be so easily forgotten, perhaps in large part due to Muslim Andalusia's reputation as a beacon of civilization and peace. The Andalusian capitol of Cordoba, for example, was described by a contemporary writer as follows: "There were half a million inhabitants, living in 113,000 houses. There were 700 Masjids and 300 public baths spread throughout the city and its twenty-one suburbs. The streets were paved and lit... There were bookshops and more than seventy libraries."6 Such a vibrant heritage of Spanish Islam has obviously played a role in the process of Latino conversion to Islam. An article by Lisa Viscidi on the growing presence of Latinos in the United States illustrates the point: Many Latinos who convert to Islam believe they are reclaiming their lost Muslim&heritage-which they view more positively than the legacy of Catholicism. Many Spanish intellectuals once disputed the extent of Moorish influence on Hispanic culture, but Latino Muslims who claim Islamic roots question the view of Western society's origins as exclusively European. They point to the African/Islamic influence evident in Spanish literature, music and thought. Thousands of Spanish words, for example, are derived from Arabic.7 The familiarity with influences from the Arab (Moorish) culture and consequently, Islam, have allowed the Latino "reverts" to Islam to create a connection between their present and their past. In much the same way that the so-called "lost tribes of israel" seek recognition by the nation of israel, Latino Muslims seek to be welcomed into the Muslim community not as new converts, but as reverts who are returning to a religion that was once theirs. The largest Latino Muslim communities follow, as would be expected, the population patterns of the main Latino communities. This means that the largest Latino communities contain the largest Latino Muslim communities. Looking at the current numbers nationwide for the cities with the largest Latino communities, we find the top five are Los Angeles, New York City, Chicago, Dallas and Houston. These cities thus also contain the largest numbers of Latino Muslims. The exact number of Latino Muslims in the United States is difficult to know, as both the size of immigrant populations and the Muslim community in America are themselves subjects of dispute. In 1997, the American Muslim Council (AIM) estimated that there were 40,000 Latino Muslims in the United States. By the year 2004, this number was estimated at 75,000, statistically an 87.5 percent increase in seven years. But this still represents a relatively small percentage of Americas forty million Latinos.8 However, much as the African-American Muslim population was looked at as an insignificant size in the 1960s (with numbers now estimated at between 1.8 to 2.1 million or thirty percent of CAIR's overall estimate of six to seven million Muslims9), the Latino Muslim population is ripe for similar growth. According to the Council on American Islamic Relations (CAIR), six percent of the 20,000 annual reverts (1,200) to Islam are Latino.10 The answer to the question of what types of Latinos are converting to Islam is quite complex because there is not one distinct group or personality profile. Based on my own sociological research in the Chicago area, Latino Muslims come from all sorts of backgrounds: new immigrants and first, second or third generation Latino-Americans; both men and women (although there are higher percentages of women); educated and uneducated; and from various Latin American nations including Mexico, Puerto Rico, Argentina and Brazil. What this exhibits is a microcosm of the much larger Latino community. Since the larger community is so diverse and varied in its composition, it is not surprising that the members of this community who are embracing Islam are just as diverse. The majority of Latinos embracing Islam in the United States of America have begun to do so within the past ten years. Although there is a community that began earlier, in the 1960s in New York City (largely Puerto Rican in make-up), the spread of Islam within the national Latino community did not begin to grow until the mid 1990s. The first Latino Muslim organizations to be created were in New York City. These include Alianza Islamica and the Latino Dawah Organization (LADO), both founded in the 1970s in the Spanish Harlem neighborhood of New York City. They were created in order to address the growing number of Latinos (Puerto Ricans in particular) who were embracing Islam. In order to answer the questions about why this particular population began to embrace Islam in large numbers we must look at the demographics of the areas where the Puerto Rican populations live.11 The city of New York is one of the most tightly packed urban centers in the world. People are packed into their neighborhoods and live in high-rise apartment buildings that stress a maximization of space and as a result, the citizens of these neighborhoods live very close to one another. Thus, it is more probable for them to have daily contact with a plethora of ethnicities, cultures, and religions. During the 1960s, African-American Muslim organizations, such as the Nation of Islam, were very active in Harlem and black Muslims became an increasingly visible phenomenon throughout the United States. Latinos often live with or near African-American populations. This close contact created an environment where the various populations are able to learn about each other, and Islam is one of the components that was shared with the Latino population in New York City. More recently, however, Latino-Americans have been mostly affected by the rapidly growing immigrant Muslim communities throughout the United States, which have significantly increased the exposure of Latinos to Islam. This is evident in the largest Latino communities located in Los Angeles, New York, Chicago, Dallas and Houston. The increasing numbers of Latinos embracing Islam in the last ten years deserves a more concrete explanation than links to pre-Inquisition Spain. Latino conversion to Islam can be sociologically explained through (1) a broader disillusionment with the Catholic Church within the American Latino community and (2) the similar set of cultural values shared by traditional Latino families and most Muslim communities. Islam is of course not the only religion seeing a mass influx of Latinos. There appears to be a more general exodus of Latinos from the Catholic Church in America. According to Chris Jenkins of the Washington Post: These concerns about Catholicism mirror a trend that many officials in U.S. dioceses have tracked for years: the defection of Hispanics. The Catholic Almanac estimates that 100,000 Hispanics in the United States leave the church each year, although some other experts put the number as high as 600,000. Most have moved to Pentecostal and evangelical Protestant faiths as well as Mormonism, Islam and Buddhism. Converts appear to be both men and women in equal numbers.12 The precise reasons for Latino disaffection with the Catholic Church cannot be thoroughly considered here, but it would suffice to mention recent Church scandals, a Church leadership dominated by ethnic groups unfamiliar with Latino culture, and doctrinal issues surrounding Catholic rituals and theology in general. Although many non-Latino Americans might perceive Latino culture as a static phenomenon, in fact Latino identity is inherently contested and fluid, and the result of the clash and mingling of a plethora of cultures, ethnicities and religions from 1492 to the present. The result of the presence of Latin Americans in the United States has been the creation of a new label, the "Latino." Even though the U.S. Government classifies "Latino" or "Hispanic" as a single ethnicity, in fact Latinos are by and large all mestizo. We are a hodge-podge of backgrounds: European, Indigenous American, African and even Asian; but with different degrees of influence depending on the community. Latino identity is thus entirely constructed, whose basis is no real ethnic, national, religious or even linguistic uniformity. It is true, however, that the Latino community has become so intertwined with Catholicism that the mainstream belief seems that one cannot be Latino without being Catholic.13 Indeed, by embracing Islam and leaving Catholicism, some non-Muslim Latinos claim that the Latino-Muslim is leaving behind his culture. Latino identity has been so engulfed by the religion of Catholicism that the two are often considered synonymous. But this assumption belies a more complex historical record that should cause us to rethink the dangerous linking of religion with ethnic identity. According to one interview with a Latino-Muslim convert: Galvan says that he sometimes feels alienated from the mainstream Latino population, which views Catholicism as intimately tied to Hispanic culture. However, he insists, "Defining culture by religion is not very effective, because our ancestors were Christian, Muslim, Jewish or pagan. Many Hispanics think that leaving Catholicism means rejecting their identity. We should re-evaluate how we traditionally define culture."14 Latino Muslims have themselves indicated the need to create or return to a non-Catholic identity. The formation of such an identity can be expected to mirror other processes of identity formation: The paradigm of transformation demands our participation in the completion of the self, the undifferentiated source, and the world. Our dialectical process tells us that there are three stages to being or reality: destruction, re-creation, and nourishment.15 The first step in the paradigm of transformation is destruction and by comparing this to the above quotation, we also can view it as a death of tradition. In other words, transformation entails the need to escape or deconstruct the heritage of forced conversions to Christianity which the indigenous Americans, African slaves, Moors, and so many more in the history of the world were subjected. This first step is a way to eliminate the previous belief system. For many Latino "reverts" to Islam, this destruction is a breaking away from the Catholicism that has forcibly monopolized Latino identity. Following the phase of destruction/deconstruction comes re-creation of Latino Muslim identity. As it is for many Latino Muslims, their goal is to not segment themselves into a Latino Muslim community within the Muslim community. The Latino aspect is of course acknowledged and embraced, but it is not something that has served to separate the Latinos from the other Muslims. The last step is nourishment. For many Latinos, this step is facilitated by the simplicity of Islamic religious doctrine or attractiveness of Muslim beliefs themselves. But also, ideas of family and community among Muslims closely parallel the traditional upbringing of many Latinos. Islam, as opposed to present-day Christianity, may provide for many a more coherent expression and defense of a traditional way of life more familiar to Latinos. When many Latino families move to the United States, they encounter various challenges in maintaining the family structure and the morality that they grew up with back in their homelands. According to Hisham Aidi, a research fellow at Columbia University's Middle East Institute: Latinos in the society at large, due to pressures of modern Western culture are fighting a losing battle to maintain their traditional family structure & Interestingly, the effects of an Islamic lifestyle seem to mitigate the harmful effects of the harmful Western lifestyle and have helped restore and reinforce traditional family values. Latino culture is at its root patriarchal, so Islams clearly defined roles for men as responsible leaders and providers and women as equally essential and complementary, were assimilated. As a result, divorce among Latino Muslim couples is relatively rare.16 Such a sentiment is echoed by a Latina Muslim, Amy Perez, in an article about Latina Muslims in Tampa Bay: Growing up it was all about familia. You're taught to respect your elders and your mother; you don't even raise your voice to your mother. That's the old school way of thinking, but it's Islam. When I wasn't Muslim, that's the way we did things.17 In addition to an importance of family, there is a very strong emphasis on community within traditional Latino culture that is mirrored in Muslim communities. Within Latin American countries such as Mexico or Puerto Rico, the community cohesiveness is very strong. This means that neighbors look out for each other and help each other. They know each other's names, families, and occupations. In this country, many neighbors do not even recognize each other. It is much less common for people in this society to be as friendly with their neighbors.18 Thus, people such as Latinos who are used to being part of a close-knit community are left searching for something to fill this void when they arrive in America. According to Chris Jenkins in the Washington Post: In growing numbers, Hispanics, the country's fastest-growing ethnic group, are finding new faith in Islam, the nation's fastest-growing religion. Moved by what many say is a close-knit religious environment and a faith that provides a more concrete, intimate connection with God, they are replacing Mass with Masjids.19 I have often heard people state that when someone embraces Islam, they are trying to fill a void. They say this as if it is a bad thing, but I disagree. I feel that I, for one, was looking to fill a void -- I felt a need of a close community. When I embraced Islam, I saw many actions that reminded me of my family back in Mexico. The men were unafraid to show affection for one another through hugs and kisses on the cheeks. The women greeted each other like sisters with kisses and there was a genuine sincerity to their greetings. White American culture, constructed as it is in opposition to imagined portraits of non-white minorities, is notoriously incapable of appreciating the subtle diversities within minority populations. The predominant stereotype of the Latino in America of course leaves no room for Islam: Latinos after all are supposed to drive low-riders, drink taquila, eat plenty of pork and be staunchly Catholic. Unfortunately, even some within the Latino community have likewise forgotten the rich texture of their own cultural heritage, a heritage which undeniably includes Islam. In fact, as has been demonstrated above, some Latinos have found in Islam not only a spiritually refreshing alternative to Catholicism, but have seized upon Islam as a salvation to their own traditional way of life, which emphasizes family and community in similar ways to Muslim communities. The advent of Latino Muslims thus presents a welcome reality check to the lazy glossing-over of the larger Latino community. As with the African-American community previously, the growth of Islam within the Latino community demonstrates once again Islam's ability to provide spiritual and social resources to overcome the attempted reification, marginalization, commercialization and basic dehumanization of non-White minority identity in America.
  3. Un Dios una gente, y una creencia unica! PIEDAD- ISNA convention 2001 Srs. Aisha, Zeina and Khadijah Bismillah ur Rahman ur Rahim En el Nombre’ de Ala’ el Compasivo el Misericordioso Al-hamdulilah, it has been part of our illustrious Islamic history to send messengers to different lands to spread the teachings of Al Islam. But for converts to spread the message in their land of choice it’s only the beginning of there Islamic duty! As Hispanic Americans it is our belief that we should utilize our gift of a second language to teach our brethren right here in the USA our adopted homeland. And with that in mind I come humbly before you to present this paper on how da’wah has developed and it’s future in America. As Br. Muhammad Abdul Khabeer will testify Islam was brought to the Americas with the New World. On board Christopher Columbus’ ship were the Astrolabe and the Muslim who could work it. For without it, Columbus would have never reached the New World. Prior to that, the Muslims of Andalucia had enjoyed a rich and glorious history in Muslim Spain for over 700 years. Bringing science and Islam at the forefront of their lives. They breathed Islam in their architecture and rich culture. Their intermarriages and adoption of the “new faith†brought unity rather than segregation for hundreds of years. For the Muslims allowed synagogues and churches to be built and allowed citizens to worship God the Almighty so long as they paid taxes to the Muslims. Our Hispanic roots were merged permanently with the prosperous Islamic culture. I can almost see my Puerto Rican late grandmother turn to me as I said:  “Bendicion abuelita? †(Blessings Grandma?) and her response was  “Que Dios te bendiga†(May God bless you) where upon I would respond  “Te veo el proximo sabado†(See you next week) and she would say  “Si Dios Quiere†Another words, “Inshallahâ€. So we also brought that aspect of our daily lives to the new world as her parents were from Spain. Dr. Thomas Ballentine Irving the leading authority on Muslim Spain once gave me as a gift, pages of Andalucian recipes. It had no pork products, which are so common in Spanish cooking today. Inshallah this books printing is a project that we hope to promote among our jummaat. When the Muslims were expelled from Spain many of them left as Mude’jar Artisans. Once they arrived in the New World and Latin America they built churches with Islamic architecture and beautiful lines and fountains. Our lives were so intertwined that we could hardly distinguish one from the other. So that today when da’wah is given to a Christian it is so much easier for them to accept it. I also believe that the mere fact that a Hispanic is giving the da’wah assists greatly for it is more of a natural move and inclination to the faith. I use to wonder why during Malcolm X ‘s period many more Hispanics were not invited to Islam. But now I sigh with a great relief for that. We are a nation of mostly pious people who took religion seriously throughout history. Whether via Andalucia or the Crusades or the Conquistadors it was always a deep commitment to a higher truth. In New York City I found a Puerto Rican family who taught their children Islam as babies and now they can be joyful that they have Hafiz and upright Muslims. One of the main reasons we come is for the security it brings our family life and the love it fosters between our children and even our non-Muslim extended family. Br. Mustafa was known for standing across the street from the big churches with a table full of literature and invite congregates to learn about Al –Islam. In Ohio we have Aisha Moreno of Ecuadorian decent who once asked me how could she do da’wah if she was mostly home. And I told her that if she were sincere they would knock at her door. She has since been teaching from her home and has weekly halaqahs in Spanish and English. In Miami we had 5 shahadahs in one weekend! All over the country masses of Hispanics have found inner peace in a faith that is akin to their own culture. PIEDAD was very active in NYC where we began our work in 1987. Our first seminar was at a club where we brought food and invited our extended non -Muslim family. The founders of PIEDAD were not all-Spanish speaking; in fact we had a Kashmiri sister and a Pakistani who understood the importance of da’wah to Latinos. Although we are known for our numerous seminars with speakers like: Iman Siraj Wahaj, Mohammed Nasim, Dr. Thomas Irving, Dr Omar Kasule and others, truth is it was never as productive as our One on One da’wah. It was this personalization of the deen that assisted us. Here we could speak freely and clearly use the dua’ that releases our tongue so that we may be understood. I remember the day I met Br Yasin he was 17 years old and he wanted to go to Afghanistan. His family did not allow him and he wanted us to convince them. Well that was his objective but that is not what happened. His elder parents were afraid of his new religion and felt is was pure fanaticism, which could get their son killed. We spent what seemed to be hours trying to explain to this humble couple the virtues of Islam. Whereas they complained about their son and how he took down their portraits from the wall and the infamous Christmas tree in all it’s glory. Oh yes, they believed he was totally crazy. Why he didn’t even eat! We asked him if perhaps he was eating at night and explained what fasting was. “Oh yes†answered his father.†He is like a little mouse and eats when we are in bed.†Al Hamdulilah it was clear to us this brother was in the deen. At this point we stopped and really listened to them. They needed their son home and needed to see the difference between Yasin now and then. We asked them what Yasin was doing before he committed to Islam. “ Oh the father said †I was getting him out of jail constantly, h e was stealing hubcaps and getting drunk.†And now? “Oh no.â€, with realization in his breath, †not now! â€. That day Yasin’s father converted to Al Islam during Jumaah. Shortly after his nieces and his mother also converted. That is the miracle of Islam. It is as beautiful as it is wondrous. Certainly, da’wah to any specific group is enriching but also involves lots of frustration as well as time. PIEDAD began as da’wah directed to the overlooked Hispanic women in NYC. And has continued it’s specialization to that intimate group without keeping others from assistance and participation. Working with women was especially rewarding because we come from the same place. Our first step has always been to form sincere and deep friendships that allow mistakes and are non judgmental. Secondly, to teach only what we are sure is correct and for deeper questions always have a sheikh or imam available for advice. Third, and most important to assure the new Muslimah that Islam is for everyone and that we are not to separate ourselves from any other Muslims as “only Hispanic Muslimsâ€. And last but not least, to seek Islamic knowledge for the rest of their lives and never be satisfied with their comprehension but to have the thirst of learning in their hearts solely for the pleasure of Almighty Allah swt. After a sister learns to make salat and has an elementary understanding of Islam she is directed to the nearest Islamic center to continue her studies and referred to books that she can study to further her knowledge. If a sister wishes to go further in order to serve Allah swt she may want to join us in da’wah and for that we do Daiyett training. Which are basically a continuation of their studies in Islam and the practice of the deen in the service of Allah swt. As we did in Houston Texas with Br. Hussein Shuote and Sr. Aisha Mohammad of NYC several years ago. It should noted that our specific outreach must often take on a more nurturing role in da’wah, as in the case of young Yasin and the impact of Islam on his family. Also, where single women come to PIEDAD whether young or old there is an urgency to learn their roles as Muslimahs in a household. The precious upbringing of our next generation as well as the shura needed to maintain a good Islamic marriage is at stake. Often we must seek help from the Islamic community to give a support network for these women. Al hamdulilah PIEDAD has outstanding sheikhs and imam’s assisting us 24/7. This paper is to be used to understand the need of da’wah to Hispanics due to their history and For the development of the Hispanic community I have purposely outlined a Wish List of goals we are setting for our enrichment and progress. We hope that you will assist in its general development and generate a discussion so that we may improve in our da’wah direction. ============================== ======================= Our wish list for Da’wah in the USA  Funding for Da’wah groups to assist them in their challenging work. And to allow them to work full time in their outreach efforts. Also to pay for postage and offices expenses. (Even the most modest home office has expenses.)  Scholarships-Network with International organizations to assist pious and bright brothers to be trained as Spanish speaking imams. And that they be available to settle in Latin America with a modest living stipend.  That Islamic Literature be translated in all levels and made available to Da’wah groups without cost. And in this way keep our general expenses down.  That the Latino Conferences be a vehicle to assist us in unification and sharing of our strategies. And also to flow with communication to all organizations.  That each group has access to an imam with Prior expertise in Da’wah to assist in training of new Muslims and the da’wah process. And that Imam is given a small stipend for their extra work. We will be calling on them at all hours of the night and for many different types of problems and questions.  That we have access to organizations who can fund at least one or two sisters per year who have need for Hajj, either due to illness, lack of funds or strong desire.  That Video and Audio production of material to be produced to assist the new Muslims in learning Quranic Arabic and Islam. This material must be available for free to Correction facilities throughout the United States. In their quest for economic security great numbers of our brothers and sisters are incarcerated for breaking of immigration laws.  That Shahadah Certificates should be available in Spanish and Arabic so that the new converts may travel to complete their Hajj requirements.  And finally and perhaps more importantly that the Big organizations understand that even though we are smaller than they, our desire is nonetheless equal and as significant!
  4. La Costa Tropical del sur de España, un legado morisco Andalusíes - 24/12/2006 11:23 | Diario de Yucatan Fuente: Diario de Yucatan Vista de Almuñecar, en la Costa Tropical granadinaLa costa de la ciudad española de Granada es conocida por sus playas y sus suaves temperaturas, sin embargo, la llamada Costa Tropical tiene mucho más que ofrecer al visitante. Conquistados por los musulmanes en tiempos remotos, los pueblos del litoral de Granada son el espejo perfecto para conocer el legado que los moriscos dejaron a su paso por Andalucía, en el sur de España. Para recorrer la Costa Tropical, nada mejor que seguir la ruta del geógrafo árabe Al-Drisi, recuperada por la Fundación El Legado Andalusí, que comienza en Vélez de Benaudalla, un pequeño pueblo enclavado entre las Alpujarras y la Costa Tropical. Su nombre árabe, que puede traducirse como “el valle del hijo de Aláâ€, sus angostas calles y monumentos moriscos reflejan un claro aire musulmán que no dejará indiferente al viajero, según informa el periódico “El Nuevo Heraldâ€. Al adentrarse en el pueblo se divisa la torre del castillo que, junto al jardín nazarí y la iglesia del Rosario, componen el legado monumental más destacado del territorio. La abundante presencia de agua, esencia de vida y belleza para los musulmanes, es otro ejemplo de su herencia. La fuente más conocida es la que se encuentra en el Paseo del Nacimiento, a la que acuden los vecinos de los pueblos colindantes para rellenar innumerables garrafas de agua fresca que cae de la fuente de piedra. La herencia morisca también se conserva en la gastronomía veleña, de la que destaca la repostería y, especialmente, los pestiños y roscos de Vélez, elaborados de forma artesana, tal como lo hicieran los árabes siglos atrás. El visitante puede disfrutar de esta joya repostera en el establecimiento “Conchitaâ€, un negocio familiar que elabora estos dulces desde hace veinte años. Un buen momento para visitar Vélez es el día San Antonio, patrón del municipio quien, según sus habitantes, concede pareja a todo aquel que se lo pide; ésta es su festividad más importante junto con la de Moros y Cristianos, en la que los vecinos, ataviados con los ropajes de la época, representan una batalla en la ladera del castillo. Siguiendo el cauce del río Guadalfeo se llega a la Costa Tropical, el lugar más turístico de la provincia granadina. La primera parada es Motril, pueblo de mar conocido por el cultivo de la caña de azúcar que fue considerada, durante mucho tiempo, el oro dulce del litoral andaluz. Tras conocer los entresijos de la caña de azúcar, el viajero puede continuar la ruta en Salobreña, que a lo lejos enseña su castillo morisco, asentado en lo alto del cerro para vigilar al pueblo de casas blancas que reposa en la ladera de la montaña. Este castillo fue construido siglos atrás como residencia árabe, mientras que en la actualidad sirve de escenario para las cenas medievales que se celebran a la luz de la luna estival. Nuestra siguiente ruta es Almuñécar donde se encuentra el castillo de San Miguel, construido por los árabes como residencia de descanso de los monarcas en los meses de invierno. Desde este monumento se pueden contemplar los tres peñones que, según la fábula, son los cuerpos petrificados de los jóvenes que pretendían a la princesa que habitaba en el castillo. Junto al Peñón del Santo se avista la playa de San Cristóbal, donde acuden los turistas en verano, y a sus pies duerme la escultura de Abd Al-Rahman I quien, tras la matanza de su familia, desembarcó en Almuñécar en el año 755. Fecha Original:23/12/2006 10:59
  5. Since 1988 we have been actively involved with da’wah to Hispanics, spreading al Islam and working in the community. We are refreshing our work in Florida and chose Tampa Bay. But we need sisters who are willing to work one on one with new Muslimahs. The “niyat†to befriend and guide is vital. Some of our work includes: • Luces Sobre Islam- Production assistance • ISNA conventions- “Trends and direction of Latino Da’wahâ€, including several local conferences for Hispanics • Colombia University- Imam Siraj Wahhaj, Mohammad Nasim • Hurricane Hugo clothing drive for Trinidad and Puerto Rico • “Islam dos Orillas†conferencia en Espana • First American Muslim Conference-Abique , New Mexico • World Wide Web- Path to Peace, Yahoogroups, Islamic forums (you can't post links until you reach 50 posts_www.gawaher(contact admin if its a beneficial link)/) • With over 65,000 Latino Muslims in the USA, we know that the number is growing steadfast. We need your help to continue the spread of Islam and the training of “Daiyettes†for the Pleasure of Allah alone. Join us so that we can work together in loving sisterhood. :D Mission Statement: 1. Da’wah to Hispanics 2. Leadership / Daiyette Training 3. Social Services to the community Sr, Khadijah (coordinator) vpiedad99[at]yahoo(contact admin if its a beneficial link) Join PIEDAD: PIEDAD[at]yahoogroups(contact admin if its a beneficial link) www.angelfire(contact admin if its a beneficial link)/pq/Andalusia
  6. Invitación al entender el Islam 19 ¿Dónde está Al-láh? Por el Dr. Y. Mansoor Marican, Ph. D Respuesta: A menos que hayas decidido no “verlo,†no puede “faltarlo.†"No hay nada que se Le asemeje.." [El Sagrado Corán 42:11] “La vista no Le alcanza, pero Él sí que alcanza la vista..†[6:103] No podemos ver a Dios (Al-láh) Exaltado la manera que vemos otras cosas. ¿Qué le podemos decir a ésos quiénes desean saber su dirección? Si desean una buena respuesta, entonces deben hacer una buena pregunta. ¡Esta pregunta es incorrecta! Puedes pedir saber el lugar de una persona o un objeto que existe en el tiempo y espacio. Por ejemplo, usted vive en un tiempo (hoy), y tienes un cuerpo que llena un cierto espacio. Al-láh es el creador del tiempo y del espacio. El Creador no puede tener la naturaleza igual como las cosas que Él creó. Al-láh no se ‘asemeja’ a sus creaciones, y está más allá del asimiento de la imaginación humana. Si Él es de la misma naturaleza de sus creaciones, entonces Él también, como sus creaciones, necesitaría un creador para satisfacer sus necesidades. Un creador que no es autosuficiente no puede ser el Creador [Al-Khaliq]. Dios es el Creador y no se limita por tiempo ni espacio. Él es independiente de necesidades. Al-láh es en “todas partes†en el sentido que no hay lugar que está sin su presencia. El Noble Corán ¿Qué dice el noble Corán sobre adónde está de Al-láh el Misericordioso? “El Compasivo se ha instalado en el Trono.†[20:5] “Adondequiera que os volváis, allí está la faz de Alá.†[2:115] “Estamos más cerca de él que su misma vena yugular.†[50:16] “Está con vosotros dondequiera que os encontréis. Alá ve bien lo que hacéis..†[57:4] “Cuando Mis siervos te pregunten por Mí, dile que estoy cerca.†[2:186] “La mano de Alá está sobre sus manos. [48:10] El propósito de estos versos no es para darnos una descripción de donde está Dios. Los significados ocultos de estos versos solo lo sabe Al-láh el Todopoderoso. [3:7] En sus contextos, estos versos relatan la grandeza y la esplendidez del Todopoderoso. El Corán estados dice que Al-láh es único y que nada se asemeja a Él. [42: 11; 112:4] Ésos que “conocen†a Dios sabrán de Dios reflejando en las cosas creadas por Él. [30:20-25] Todas las cosas en el universo son aleyas (señales) que nos dan una muestra de la existencia de un Todopoderoso Creador Misericordioso Perfecto que sabe todo. Nuestro cuerpo y el Sistema Solar El Sistema Solar creado por Al-láh proveela “noche†para nosotros descansar. Despertamos por la mañana restaurada para comenzar la búsqueda para nuestro sustento. Ni el Sistema Solar tiene una comprensión de nuestras necesidades ni tenemos la energía para hacer el Sistema Solar servirnos para nuestras necesidades. Esto puede suceder solamente por la voluntad del Creador Supremo. Agua y nuestro Sobrevivir Seres humanos, animales y árboles necesitan agua dulce para sobrevivir. Si agua salada invade nuestros ríos, lagos y pozos, y llueve desde el cielo, entonces todo la vida en la tierra fallecerá en un corto tiempo. El agua dulce y el agua salada no saben sus papeles respectivos en asegurar nuestro sustento y la prevención de nuestra ruina. La red de colaboración en la creación pudo ser solamente el trabajo de un Organizador Supremo quién tiene conocimiento y control perfecto de todo en la creación. Él es Al-láh el Todopoderoso. Names and Attributes of Allah Al-láh no tiene ninguna forma. Él es sobre toda forma. Distinguimos una cosa comparándola. Sabemos lo “grueso†comparándolo a lo “Delgado.†Al-láh no se puede comparar a cualquier cosa porque Dios no se asemeja a cualquier cosa. Adorando representaciones físicas de Dios se consideran chirk o el acto de asociar socios a Dios. Este es el único pecado imperdonable en el Islam. Otros adoran estatuas y cuadros de Dios. El Islam rechaza estas obras artificiales como dioses falsos que no pueden crear incluso “ni una sola mosca†y describe a los que lo adoran como “mentalmente débiles.†[22:73] Los musulmanes no intentan imaginar a Dios porque Dios está más allá del asimiento de imaginación humana. Nada es como Él. En cambio, ellos se centran en las cualidades de Dios. ¿Cómo es Al-láh? ¿Cuál es su naturaleza? ¿Qué hace Al-lah? Las descripciones estan en los nombres y las cualidades de Él. De los nombres y cualidades hermosos de Al-láh, los dos más bien conocidos son “Ar-Rahím†(El Misericordioso) y “Ar-Rahman†(El Compasivo). Los musulmanes saben que cada acto de misericordia hacia las cosas creadas por Dios los trae más cerca a Al-láh, el Misericordioso. Busque la proximidad de lo Divino caminando el sendero recto del Islam. El Todopoderoso dice, “si el creyente viene hacia mí caminando, Yo voy hacia él corriendo.â€
  7. Buscando Korans En Espanol

    -------------------- Tahrike Tarsile una tienda en NYC Nueva York tiene copies de la traduccion por Julio Cortez.. es buena pero no es la mejor traduccion. Busca mejor.. la traduccion de Muhammad Asaad creo que viene de Egipto.. Pero es deficil encontrar.. Yo tengo coran en espanol en CD.. con Tafsir.. de Muhammad Asaad te puedo mandar copia por $10 dolares.. mandame tu direccion.. Khadijah.. vpiedad99[at]yahoo.com
  8. Hola Como Estan Ustedes?

    Assalamu alaikum hermana.. estoy aqui para ayudarted siempre.. Por favor de sentirte comoda de poner informacion de Islam en espanol aqui.. khadijah :D
  9. Hola Como Estan Ustedes?

    Ramadhan Kareem hermano Espero que estes disfrutando de este mes sagrado.. Yo feliz con mis hermanitas musulmanas. Si tienes buenos articulos en espanol . Por favor pon los aqui... inshallah.. khadijah
  10. Hola Como Estan Ustedes?

    Ramadhan Kareem hermanita Pues la verdad es que tenemos muchas latinas en chicago. Que pena que no te conoci antes. Ahora para Missori.. caramba.. no se nadie...lol Islam lo tengo en mi corazon pues para mi no es una religion sino un sistema de vida. Soy musulmana mas de 23 anos. Yo era catolica pero no sentia cerca a Dios. Ahora siento paz y soy feliz. No me importa lo que la gente opine contal que yo no haga ningun dano. Te consejo que leas mucho.. aprende para que puedas ensenar, y seas sincera. Reza con amor y lo vas a ver regresar a ti.. carino khadijah
  11. La vida urbanita no es compatible con el Ramadán, o por lo menos si la intención es cumplir a rajatabla los preceptos que marca la tradición. Y es que el estrés y el ajetreo de la capital parecen empecinados en boicotear la conmemoración de la revelación del Corán a Mahoma. Tanto es así, que muchos musulmanes se plantean la posibilidad -si ya no lo han hecho- de reservarse su mes de vacaciones para estar más cerca de Dios sin que el dichoso teléfono, o los otros «preceptos» marcados por la agenda se interpongan machaconamente en la mística conexión. LA RAZÓN pasó una jornada con un musulmán practicante afincado en la capital para ver cómo lleva el ayuno, la reflexión y la oración en un ambiente tan poco propicio. Para ello ha pedido un día libre en el trabajo que también aprovechará para hacer gestiones. Se trata de una frenética mañana en la que tiene que coger casi al vuelo el autobús, el Metro y el Cercanías para poder cumplir con todo lo planeado. Primero tiene que ir a la asociación que preside para recoger una documentación que ha de llevar después a Hacienda. Durante el trayecto, hace un pequeño esbozo de lo que para él significa el Ramadán: «El mes de ayuno es uno de los pilares del Islam. Se trata de purificar el alma y el cuerpo, de igualar a ricos y pobres. Es una manera de concentración, una forma mística de acercarse a Dios...» Virtudes terapeúticas Hassan también destaca las virtudes terapeúticas de la tradición: «Es una manera de relax para el estómago, si luego no rompes el ayuno de forma brutal, claro. Además, los médicos lo recomiendan a pacientes con hernias y problemas estomacales». Pero durante las horas solares no sólo está prohibido comer: «Hay que abstenerse de todo lo placentero, la comida, la bebida, el sexo...» También hay que reservar tiempo para las cinco oraciones habituales, a las que se suma una sexta específica en el mes sagrado. Para Hassan esto es lo más complicado al estar sometido a la rigidez de un horario laboral: «En el trabajo no rezo, no quiero montar el número. No puedes tirarte en el despacho...», afirma. Buena parte de los musulmanes se levantan antes de que amanezca para desayunar, y luego vuelven a acostarse hasta que llega la hora de irse al trabajo. Hassan, sin embargo, aguanta el tirón: «Yo prefiero el sueño a la comida», asegura. Son las doce del mediodía y el estómago del redactor está pidiendo guerra. El de Hassan, por contra, parece inmunizado contra el hambre: «Cuando andas de un lugar a otro te olvidas. Además, el cuerpo humano está preparado para aguantar, no lo veo tan sacrificado». Parece impasible incluso cuando habla de lo que hará cuando el hormigón de Madrid engulla el sol. Primero un aperitivo en forma de dátiles y leche y algo más tarde una cena consistente. Poco antes de llegar a la asociación Asisi -dedicada a la ayuda de inmigrantes- rememora una anécdota en un cóctel reciente al que asistió. Cuando dejaba pasar intactas las bandejas que pasaban por delante, uno de los invitados le preguntó que porqué no comía. Tras aclarar el motivo, obtuvo por respuesta un escueto: «¿Ramadán? ¡Tú no tienes pinta de Ramadán!». Una de las empleadas del centro de asesoramiento, Aicha, nativa de Argelia, también cumple en la medida de lo posible los preceptos, aunque «a veces es incompatible con la vida que llevas, sobre todo cuando trabajas hasta tarde». Pero todo compensa: «En Ramadán me encuentro mejor que nunca». Madruga para desayunar de noche: «Café con leche, tostada y fruta». El problema es que a menudo la cafeína le juega una mala pasada y ya no puede pegar ojo. Añoranza de la tierra Con añoranza, recuerda cómo se vive en su tierra esta fiesta. De hecho, incluso las empresas son flexibles en los horarios para que la gente pueda volcarse en la festividad: «Cuando llega la noche la gente sale, visita a los familiares, vive el ambiente de las mezquitas... Aquí llegas a casa, cenas, ves la tele y te acuestas». Aicha lo tiene claro. Le gustaría emplear sus vacaciones del año que viene en ir a su tierra en estas fechas tan señaladas. La joven, delante de su ordenador, no puede olvidarse de todos los musulmanes que tienen otro tipo de trabajos mucho más duros. Y es que tiene que ser duro no poder probar bocado ni llenarse la boca de agua fresca subido en un andamio cuando el Ramadán cae en pleno mes de julio. Ella, por contra, la única preocupación que tiene es rezar más por la noche para compensar las oraciones que el quehacer diario le ha escamoteado. Hassan vuelve a coger el transporte público. Tiene que ir a Hacienda a la carrera antes de encontrarse la puerta cerrada. El siguiente objetivo, con la boca seca y el estómago dando voces, es una carnicería musulmana. Como no tiene que ir al trabajo, aprovechará la tarde para echarse una siesta y despertar cuando, por fin, pueda llevarse algo a la boca y dejarse caer en brazos de lo placentero.
  12. Opinión - 03/09/2006 | Agustín Romero Fuente: Nuevo Claridad Hay intereses detrás del terrorismo El "terrorismo islámico" no existe Lo que existe sin ningún género de duda es la contaminación del lenguaje por expresiones sexistas, xenófobas y racistas, que de forma inconsciente o malintencionada se están introduciendo en el uso cotidiano a través de los grandes medios de comunicación o las declaraciones de representantes de instituciones públicas, y que lamentablemente contribuyen a engrosar el ya de por sí abultado vocabulario de expresiones discriminatorias en el castellano (como ocurre en todas las lenguas). No es mi intención tratar aquí este tema con la profundidad que se merece, sino salir al paso de la última de ellas, desde la brevedad de mis limitaciones personales pero también desde la urgencia de cortar por la raíz una expresión que contribuye a alimentar la espiral del racismo en una coyuntura especialmente delicada. Estas palabras están dirigidas a las personas, colectivos, y medios de comunicación que de buena fe están haciendo uso de ella sin haber valorado su contenido. Existen muchos caminos para negar la pertinencia del uso de la expresión "terrorismo islámico", pero yo me voy a centrar en el más corto, las definiciones contenidas en el diccionario de la Real Academia Española. No es que la RAE constituya la última instancia al respecto (de hecho registra numerosas entradas discriminatorias), pero en este caso sí que puede arrojar algo de luz al respecto. Para ello aceptamos como premisa la acepción "terrorismo": "Terrorismo. 1. m. Dominación por el terror. 2. m. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror". Pues bien, ¿es semánticamente correcto el uso de las expresiones "terrorismo islámico", "terrorismo Islamista", o "terrorismo árabe"? Veamos otras definiciones: islamismo. (De Islam). 1. m. Conjunto de dogmas y preceptos morales que constituyen la religión de Mahoma. islamista. 1. adj. Perteneciente o relativo al integrismo musulmán. 2. adj. Partidario de dicho movimiento. U. t. c. s. islámico, ca. 1. adj. Perteneciente o relativo al Islam. Islam. (Del ár. clás. isla¯m). 1. m. Islamismo. 2. m. Conjunto de los hombres y pueblos que siguen esta religión. -ista. 1. suf. U. en adjetivos que habitualmente se sustantivan, y suelen significar 'partidario de' o 'inclinado a' lo que expresa la misma raíz con el sufijo -ismo. Comunista, europeísta, optimista. 2. suf. Forma sustantivos que designan generalmente a la persona que tiene determinada ocupación, profesión u oficio. Almacenista, periodista, taxista. -ismo. (Del lat. -ismus, y este del gr. -ism?V). 1. suf. Forma sustantivos que suelen significar doctrinas, sistemas, escuelas o movimientos. Socialismo, platonismo, impresionismo. 2. suf. Indica actitudes. Egoísmo, individualismo, puritanismo. 3. suf. Designa actividades deportivas. Atletismo, alpinismo. 4. suf. Forma numerosos términos científicos. Tropismo, astigmatismo, leísmo -´ico, ca. (Del lat. -i?cus, y este del gr. -ik?V). 1. suf. Aparece en adjetivos. Indica relación con la base derivativa. Periodístico, humorístico, alcohólico. A veces toma la forma -´tico. Sifilítico. 2. suf. En química, terminación genérica de numerosos compuestos, como los ácidos. Clorhídrico, fórmico. 3. suf. En algunos casos se refiere al grado de oxidación del ácido. Sulfúrico, fosfórico. 4. suf. Puede indicar un elemento de un compuesto. Férrico, cúprico. árabe. (Del lat. Arabs, -a?bis, este del gr. ?Aray, -aboV, y este del acadio arabi). 1. adj. Natural de Arabia. U. t. c. s. 2. adj. Perteneciente o relativo a esta región de Asia. 3. adj. Perteneciente o relativo a los pueblos de lengua árabe. 4. adj. Se dice de las lenguas semíticas habladas en los países del norte de África y del sudoeste de Asia. U. t. c. s. m. 5. adj. Perteneciente o relativo a estas lenguas. ~ clásico. 1. m. Variedad del árabe propia de la literatura antigua y del Corán, usada todavía como lengua culta común. Según estas acepciones recogidas en el diccionario de la RAE, obtendríamos las siguientes definiciones: Terrorismo islámico: 1. Terrorismo relacionado con el conjunto de dogmas y preceptos morales que constituyen la religión de Mahoma. 2. Terrorismo relacionado con el conjunto de los hombres y pueblos que siguen esta religión. Terrorismo Islamista: 1. Terrorismo de los partidarios o inclinados al conjunto de dogmas y preceptos morales que constituyen la religión de Mahoma. 2. Terrorismo de los partidarios del conjunto de los hombres y pueblos que siguen esta religión. 3. Terrorismo de los sectores religiosos, ideológicos o políticos partidarios de la intangibilidad de la doctrina tradicional del Islam. Terrorismo árabe: 1. Terrorismo perteneciente o relativo a los naturales de Arabia. 2. Terrorismo perteneciente o relativo a los pueblos de lengua árabe. 3. Terrorismo perteneciente o relativo a la lengua árabe. Por consiguiente, todas estas expresiones son semánticamente incorrectas si lo que queremos es designar el terrorismo de Al-Qaeda u organizaciones similares. En primer lugar porque sus salvajes atentados no están en absoluto relacionados ni con el conjunto de dogmas y preceptos morales que constituyen la religión de Mahoma, ni con el conjunto de los hombres y pueblos que siguen esta religión; en segundo lugar, porque tampoco tienen nada que ver con los partidarios del Islam, o con el conjunto de los hombres y pueblos que siguen esta religión, y ni siquiera con los sectores religiosos, ideológicos o políticos partidarios de la intangibilidad de la doctrina tradicional del Islam; y por último, tampoco se pueden imputar estas tragedias a los naturales de Arabia, los pueblos que hablan lengua árabe, o a la propia lengua árabe. El Islam, como el cristianismo, es una religión de paz, y así lo entienden y practican los millones de personas e iglesias que desde la pluralidad de sus interpretaciones las siguen a lo largo y ancho del mundo. Ambas han tenido que sufrir a lo largo de la historia los estragos producidos por fanáticos asesinos que, contra el contenido de sus propias doctrinas, las han utilizado para legitimar sus "hazañas" bélicas, motivadas en realidad por otros intereses inconfesables. Así ocurrió, por poner un ejemplo, con el imperialismo colonizador del Reino de España en América, que ocultaba bajo una más que discutible misión evangelizadora su afán expoliador de las riquezas de aquél continente. Sólo desde la lógica (ilógica) de un discurso racista o de una mentalidad enferma se puede sostener que los siniestros atentados de Al Qaeda tienen algo que ver con la doctrina del Islam, las personas que la practican, Arabia o las personas que hablan árabe. La inoculación racista que subyace al uso de estas expresiones queda completamente al descubierto para un europeo cuando seguimos su lógica hasta el final. Según ella, las acciones terroristas cometidas por el IRA bien podrían definirse como "terrorismo católico", "terrorismo inglés" (por la lengua que hablan sus partidarios), "terrorismo irlandés" (por su lugar de origen), "terrorismo integrista católico", y por qué no, "terrorismo evangelizador"; y por otro lado, el primer atentado contra el World Trade Center (las Torres Gemelas) podría encorsetarse dentro del "terrorismo estadounidense", "terrorismo evangelista" (o adventista, ignoro la religión que equívocamente creía practicar este asesino), y también, por supuesto, "terrorismo inglés". Naturalmente estas expresiones nos parecen absurdas, hasta risibles si no fuera por lo que hay detrás, y a nadie se le ha ocurrido utilizarlas. Y puestos a ello, cabe decir lo mismo de otras expresiones que ya han tomado posiciones en los medios de comunicación: "terrorismo vasco" y "terrorismo anarquista". Los vascos y los anarquistas, o el nacionalismo vasco y el anarquismo, son gentes y movimientos políticos históricamente contrarios a la persecución de sus fines por medios terroristas y, tanto en el caso de los vascos nacionalistas como de los no nacionalistas, también de los anarquistas, se han caracterizado en la historia por su defensa de la paz y los valores humanos (con independencia de lo que ciertas organizaciones puedan haber hecho arrogándose las esencias del vasquismo o el anarquismo). En resumen, es nuestra obligación moral, doblemente imperativa para los responsables públicos y profesionales de la comunicación, repudiar el uso de las expresiones "terrorismo islámico", "terrorismo árabe", o "terrorismo Islamista". Su uso, además de moralmente reprobable, contribuye a crispar a la sociedad y dar alas a los movimientos fascistas cuyo discurso consiste precisamente en éso, en asociar Islam con terrorismo. Lo correcto es adjetivar el terrorismo con aquellas organizaciones o personas que lo practican: terrorismo de ETA, terrorismo de Al Qaeda, o terrorismo del Ejército Estadounidense, pero eso ya, es otra historia (¿o no?).
  13. Hola Como Estan Ustedes?

    Bienvenida SONRISA. Estoy aqui si tienes preguntas para mi. khadijah de Puerto Rico
  14. Alma Andaluza

    Alma andaluza Cultura > Literatura - 20/08/2006 12:40:43 | Francisco Arias Solis Fuente: xornal(contact admin if its a beneficial link) “El Sur es eso: una flecha de oro, sin blanco, sobre el viento.†Federico García Lorca. De los pueblos españoles, el andaluz es sin duda uno de los de más destacada y vigorosa personalidad, resultante maravillosa del cruce de razas y culturas que desde los más remotos tiempos prehistóricos ha venido sucediéndose en esta vieja tierra del Sur. Después de cada catástrofe, Andalucía enmudece, pero a la larga, nada se pierde y todo sirve para dar una mejor calidad a sus valores. En la primera cultura apreciable del mundo tuvo Andalucía ya un arte, el rupestre del paleolítico continuado hasta mucho mas tarde. El arte tartesio alcanza un elevado nivel y posteriormente Andalucía se convierte en una de las provincias romanas de civilización más refinada. Más tarde, de esta vieja tierra del Sur saldrán las grandes figuras de la España visigoda. Después, con la invasión musulmana, Andalucía es la sede del Califato del Occidente en el que se produce una civilización de matriz oriental y en cuya mezcla de razas, de musulmanes, judíos y mozárabes, de haya la raíz de una poesía, una música, una ciencia, una filosofía que nuevamente irradiarán no sólo a España sino en toda Europa. Andalucía produce bajo el dominio musulmán una civilización espléndida, como no la tenía la Europa cristiana en la misma época. En la lírica musulmana descubrimos a veces una profundidad, un idealismo y un sentimiento que no nos acaba de parecer oriental y que muchas veces nos recuerda a Góngora, a Bécquer, a los Machado, a Juan Ramón Jiménez, a Prados, a Altolaguirre, a García Lorca, a Alberti, a Cernuda, a Rejano. Ibn Zaydún, el más grande árabe de España, cordobés contemporáneo del rey Mutamid de Sevilla, nos dice: “Cuando sus dedos blancos me alargaron el ramo de jazmines, cogí luceros luminosos de mano de la lunaâ€. Un decir que es pura poesía, poesía de verdad. En esta vieja tierra del Sur convivieron durante mucho tiempo la tres religiones, hasta que en el siglo XV comienzan las corrientes de intolerancia, que produjeron la expulsión de los judíos en 1492. Cada pueblo que ha intervenido en la formación de la realidad nacional andaluza ha aportado y ha contribuido a forjar su cultura y a labrar sus espíritu. Pero todos han sido absorbidos, fundidos en el crisol, transformados por la solera anterior a todos ellos que procede de los viejos tartesios, un viejo pueblo y una vieja cultura. A la vez, el pueblo ha conservado intacto su tesoro espiritual que se derrama en las profundas armonías del cante jondo o en el ritmo de las danzas andaluzas. Los acentos dolorosos del cante, salidos del subconsciente del alma popular más auténtica, son la lamentación de una raza incomprendida, cercenada constantemente y en perpetua resurrección. Éxtasis del vuelo son estas mágicas virtudes del cante y baile andaluz. El alma andaluza, con su arte mágica de salir volando, cantando y bailando, en el cante y en el baile. Y precisamente porque se hace misterioso, lo andaluz aparece siempre a medias, partido en dos: el deseo y su sombra, lo real y lo ideal, dulzura y violencia, indiferencia y pasión, alegría y tristeza. El día que despierten todas las energías andaluzas, contenidas o ahogadas, esta vieja tierra del Sur será uno de los mejore elementos de la España que soñamos. Y es que, como dijo el poeta: “Si a mí me dan a elegir / yo nazco bajo un olivo, / orilla al Guadalquivirâ€.
  15. Bismi’llâhi’r-rahmani’r-rahîm En el Nombre de Allah, Todo Misericordioso y Compasivo “¡Gloria a Quien una noche hizo viajar a Su siervo desde la Mezquita Inviolable hasta la Mezquita más lejana, aquella cuyos alrededores hemos bendecido, para mostrarle parte de Nuestros signos! Verdaderamente Él es Quien oye y Quien ve.†[17:1] Un día, nuestro Maestro estaba sentado en un rincón de la Kaaba adorando al Señor de Todos los Mundos. Le rogó a su Señor que su gente pudiera obtener una guía correcta. El execrable Abû Jahl llegó junto con una banda disoluta, y se detuvieron a charlar al lado de la Kaaba. Estaban tramando contra el Islam y planeando dos malas jugadas a los Musulmanes. Uno de ellos notó a nuestro Maestro y le mencionó su presencia a Abû Jahl, que se aproximó inmediatamente al Mensajero de Allah junto con su banda disoluta. “Oh Muhammadâ€, dijo Abû Jahl burlonamente, “¿realmente eres un profeta?†El glorioso Mensajero tomó la pregunta seriamente y respondió con dignidad: “Sí, soy un Mensajero; soy un Profetaâ€. Ante eso, esa pandilla libertina empezó a mofarse con descarado sarcasmo: “¿Cómo puedes ser un profeta? Eres un huérfano; no fuiste a la escuela; no tuviste ningún maestro; Abû Tâlib te crió como a un pobre huérfano. ¿Cómo te atreves a ignorar las limitaciones de ese humilde origen y tener la pretensión de ser un profeta? Quizás haces esa afirmación con la intención de convertirte en nuestro igual o incluso en nuestro jefe. Abandona esa pretenciosa noción. Si la condición de profeta le llegara a alguien, si una cosa semejante realmente pudiera ocurrir, me hubiera llegado a mí o a alguno de mis pares como ‘Utba o Ubayy ibn Khalafâ€. “Ellos son gente educada como yo; también son líderes de nuestra tribu. Puedes haber reunido unos cuantos seguidores, pero no son gente rica e iluminada como mis amigos. Son esclavos y rebaños de camellos; son nuestros sirvientes que viven de nuestras sobras. Es la escoria de nuestra gente la que se ha unido a ti. Los que están conmigo son los miembros ricos y poderosos de esta nación, abandona entonces esa afirmación tuya. ¿Cómo podríamos compartir la creencia de esos esclavos y sirvientes—ese grupo de campesinos? ¿Cómo podríamos sentarnos en su compañía? Nosotros somos grandes hombres, líderes de la tribu, mientras que aquellos que creen en ti son gente pobre y esclavosâ€. Con semejantes crueles e ilógicas palabras, rechazaron al Mensajero de los Mensajeros, puro de corazón, y se marcharon. La misma escena se repitió primero con el incrédulo Ubayy ibn Khalaf y su banda, después con Wâlid ibn Mughîra y otros líderes de Quraysh, todos igualmente obstinados en su incredulidad, depravados, corruptos y errados. Fue como si todos hubiesen conspirado juntos. Esos ataques irracionales entristecieron verdaderamente al Mensajero de los Mensajeros. Qué obstinados eran esos hombres. ¿Por qué el hecho de ser un pobre huérfano le impediría ser un profeta? Qué persona de erudición o experiencia pudo producir algo semejante a este Poderoso Corán, que él había traído al mundo sin tener el beneficio de escuela, universidad, maestro o profesor. Era un milagro que este Corán le hubiera sido revelado a un iletrado sin educación formal. Llegaron al extremo de la burlona e irrespetuosa insolencia hacia este salvador, enviado para invitarlos a la salvación, al éxito, a la humanidad, al Paraíso y a Allah. Esa gente obstinada y envidiosa, o no sabía qué era realmente un Mensajero y Profeta, o su rechazo era deliberado, de cualquiera de las dos formas, estaban confundiendo la condición de Profeta con la condición de rey y jefe tribal. Estaban buscando en el Profeta, la paz sea con él, los atributos que necesita un gobernante mundano. ¿Pero qué podía hacer un hombre si había crecido como un huérfano? ¿Por qué debía ser eso un impedimento para que se convirtiera en un Profeta? Ciertamente el venerable Adán era un Profeta y Mensajero, ¿pero tuvo un padre y una madre? En cuanto a nuestro Maestro Jesús, él tuvo una madre pero ningún padre, sin embargo él también fue un Profeta y Mensajero. Nuestro Maestro bendito no dio respuesta alguna a las palabras desdeñosas del ignorante o los incrédulos envidiosos. Su corazón puro estaba dolorosamente herido y sus ojos benditos llenos de lágrimas. Triste y perturbado, se fue de la Kaaba a la casa de su prima, Umm Hâni, la hija de Abû Tâlib y hermana del Imán Alî. Su rostro bendito mostraba las marcas de la pena. Viendo al Mensajero sumido en esa perplejidad, Umm Hâni le tomó las manos y le preguntó qué le pasaba. Cuando oyó de los irrespetuosos ataques que tanto habían apenado a nuestro Maestro, Umm Hâni dijo: “Oh Mensajero de Allah, son bien conscientes de que tú eres un verdadero Profeta: Actúan así por envidiaâ€. Luego añadió: “Nosotros hemos aceptado tu Misión. El Señor Todo Glorioso mismo ha proclamado y confirmado tu Misión. ¿No es eso suficiente para ti?†La envidia es un terrible hábito. Aquellos que sufren de ella son incapaces de distinguir la verdad de la falsedad; caen en un abismo tal que son tan malos como el demonio, si no peor. El envidioso está lleno de un fuego consumidor, más caliente aun que el fuego del Infierno. Se rebaja a cualquier clase de maldad. No sabe nada del honor, la virtud y la santidad. En Su Noble Corán, el Todo Glorioso dice: “Refúgiate en Mí de la envidia del envidiosoâ€. ¡Sin duda nos refugiamos realmente en Él! Fue ese fuego de la envidia lo que llenó a los incrédulos de Quraysh, afligiéndolos más intensamente con cada día que pasaba. Trataron de extinguir la luz de la guía que brillaba delante de ellos, pero cuanto más fuerte soplaban, más relucientemente brillaba. Era como si hubieran estado todos ciegos. Dado que no podían ver esa luz, ese sol de guía, no tenían nada más que desdén para aquellos que siguieron al emisario de Dios a la salvación. Llegó la noche y cayó la oscuridad. Entristecido por el despreciable tratamiento que había recibido durante el día, nuestro Maestro oró antes de acostarse a dormir. Su bendito corazón estaba dolido y las lágrimas humedecían sus ojos. Apenas si se había dormido, cuando el Señor de la Majestad dijo: “¿Oh Gabriel, sabes qué noche es ésta? ¡Esta noche, transmite mi orden y buenas nuevas a todos Mis Mundos! Esta noche llevaré a Mi bienamado a Mi estación. Mis Cielos, Mi Árbol de Loto, Mi Casa Próspera, Mi Trono, Mi Escabel y Mi Paraíso se adornarán con el polvo de los pies de Mi bienamado. Dile a Isrâfil que deje su trompeta por esta noche; le he ordenado servir a Mi bienamado. Que Miguel posponga la distribución de provisiones. Que Azrâ’il deje la recolección de almas por esta noche. A ellos y a ti les he concedido el honor de servir a Mi bienamado. Por esta noche, que Mâlik apague el fuego del Infierno. Que los guardianes del Infierno no se muevan de su lugar. Que Mi Paraíso se adorne nuevamente. Dile a Ridwân que las huríes, los pajes y los asistentes deben prepararse. Que usen vestiduras celestiales nuevas y se pongan sus adornos. Deben prepararse para recibir a Mi bienamado. Esta noche he invitado a Mi bienamado Muhammad. Que vistan al sol del empíreo. Que el cielo se arregle más espléndidamente que en una noche común. Que las estrellas resplandezcan con más brillo que lo usual. ¡Que las almas de los Profetas se preparen para saludar a Muhammad! Oh Gabriel, ve al Paraíso y busca para Mi bienamado una túnica espléndida, una corona, un cinturón y el corcel celestial llamado Burâq. Que se ponga la túnica, la corona sobre la cabeza y que se ciña el cinturón. ¡Que monte a Burâq; que cabalgue para ver Mi Trono, Mi Escabel y Mi Paraíso! ¡Dale Mi saludo a ese Mensajero! Ahora está acostado en la casa de Umm Hâni, triste y desanimado por la crueldad de esos incrédulosâ€. “¡Que venga! ¡Que contemple Mi Trono, Mi Pedestal y Mi Paraíso! Esos incrédulos han estado diciendo: ‘Tú eres pobre, mientras que nosotros somos ricos. El poder y la fuerza nos pertenecen a nosotros. No tienes amigos excepto mendigos y esclavos’. Oh Gabriel, ¿quién es realmente pobre, quién es rico, quién es poderoso, quién es humilde, quién es temporal, quién es eterno? Esta noche, le concederé Mi gracia y favor como nunca lo he hecho, y nunca lo haré, con ningún otro Mensajero y Profeta. Le mostraré los favores que he preparado para su Comunidad. Oh Gabriel, él es muy precioso para Mí. Es una bendición para dieciocho mil, para dieciocho millones de mundos. Si no lo hubiera creado, no habría creado este universo. Soy su ensalzador. Por él he creado todo. Para Mí lo he creado a él. Soy testigo de su condición de Profeta. Él es Mío y Yo soy suyo. Oh Gabriel, trátalo cortésmente; que esta noche tu bondad sea mayor que la de cualquier otra noche. Te has pasado veinte mil años realizando una oración de dos ciclos para Mí. Ningún siervo Mío jamás Me adoró de una manera semejante. Como recompensa a esa adoración, te he concedido el favor de servir esta noche a Mi bienamadoâ€. Ese venerable Gabriel fue al Paraíso, en donde vio que los corceles celestiales estaban pastando en manadas. Todos estaban felices y contentos, a excepción de uno llamado Burâq, que estaba pálido y pesaroso. Estaba llorando en un rincón, su cara manchada de lágrimas y llevando la marca del amor. El venerable Gabriel se acercó a la pobre bestia, intrigado por su condición. “¿Qué te sucede? ¿Por qué no comes o bebes? ¿Por qué estás tan pálido y pesaroso? Este es el Paraíso, la morada de la felicidad; aquí no hay llanto, no hay tristezaâ€. Burâq encontró las palabras para decir: “Me aqueja el dolor del amor. Mi amor es mi constante compañero. No lo he visto, pero he oído su nombre. Ese nombre es mi remedio. Si veo su belleza, mi cara se iluminará de alegría. Hace miles de años que me encuentro en este estado. Oí una voz que exclamaba: ‘¡Oh Muhammad!’ A partir de ese momento, he estado enamorado del dueño de ese nombre. Tú me ves aquí, la morada de la felicidad. Pero esta es sólo mi forma exterior; en realidad, me encuentro en el fuego de la separación. El amor es mi regalo, mi alegría las lágrimas. Esos son los fieles testigos de mi amor. Mi palidez y pesadumbre son mi deleite, las lágrimas que fluyen el símbolo de mi amor. Con toda seguridad este dolor mío me guiará a su remedio. Un día me unirá a mi amado. Mi dolor se ha convertido en mi remedioâ€. “¡Buenas noticias, Oh Burâq!†exclamó Gabriel. “Esta noche te guiaré hasta tu amado. Tu inmutable paciencia en el amor te ha llevado al que amas. Ese ser extremadamente santo no es tu bienamado solamente; todas las criaturas han sido creadas por amor a él. El Señor de Todos los Mundos es su amante también, como lo son el Escabel, la Tabla, la Pluma y el Paraíso. Sus amantes son innumerables. Así como tu amor por él te ha llevado ahora hasta él, así un día su amor los unirá con él; esta condición tuya es ciertamente una prueba de eso. “Dicen que el amante está con su amado. Ven Burâq, partamos camino a tu bienamado Muhammad. . .†En un instante habían alcanzado la ciudad de la Meca y arribado a la Kaaba. Todos los otros nobles ángeles fueron también, y la Meca y el cielo encima de ella se llenaron con los ejércitos de ángeles. Esta era una noche extremadamente importante. Esta noche, Allah le mostraría a Su bienamado maravillas peculiares a Su Esencia de Divinidad, admitiéndolo al misterio de los Dos Largos de Arco, una estación inaccesible para cualquier otra criatura. Al Mensajero Elegido, se le permitiría atestiguar maravillas ocultas a la vista de criaturas y ángeles, incluso de aquellos ángeles próximos al Trono. Esta noche, sería llevado al “Palacio Más Allá del Espacioâ€. Allí, cada dolor encontraría mil clases de remedios. Los pecados de los siervos de Allah se perdonarían por amor a Su bienamado, y a la Comunidad entera de Muhammad (La paz sea con él) se la salvaría del Fuego y se le concedería el Paraíso; se revelaría el misterio de los Dos Largos de Arco y se daría a conocer la Unidad de la Esencia Divina. Por la manifestación de los Atributos, se revelarían las manifestaciones de la Esencia. Amante y bienamado se unirían. Le mostrarían las estaciones de todos los Mensajeros, guiaría las almas de los Profetas en la adoración; iría más allá de la Estación de Gabriel. Se perdonaría a todos los pecadores de la Comunidad de Muhammad y se los darían al Mensajero. Aprendería el secreto de “y ciertamente tu Señor te daráâ€. El Todopoderoso le dirigiría noventa mil palabras a Su bienamado. Se revelarían misterios, tales como ninguna lengua podría decir y ninguna pluma escribir. De acuerdo a Ibn ‘Abbâs, nuestro Maestro dijo: “Había terminado de adorar y me había ido a la cama. Dándome cuenta de que había llegado Gabriel, me senté en la cama. Vi a Gabriel parado allí, diciendo: ‘Oh Mensajero de Allah, saludos para ti de Allah’. Esta noche Él te invita. He venido a buscarte. Esta noche, el Todo Glorioso te hará un gran honor; nadie antes que tú alcanzó jamás gracia y favor tan exaltados, ni se le conferirá semejante bendición a nadie después de ti. Nadie vio ni oyó jamás de semejante gracia y favor como los que tú tendrás esta noche. Vayamos ahora, porque te ha llegado tu momento. Esta noche, eres el huésped del Rey. Ningún predecesor mereció jamás tal dádiva, ni será capaz ningún sucesor de lograr tal exaltaciónâ€. El venerable Moisés conversó en el Monte Sinaí con Nuestro Señor, de cuya Existencia toda la Creación depende. “Mi Señorâ€, rogó, “Muéstrame Tu Bello Semblante. Permíteme ver. ¡Permíteme contemplar Tu Belleza!†Pero se le dijo: “Moisés, no Me puedes ver; ¡no eres capaz de verme! Pero mira la montaña, Me manifestaré a ella, Si la montaña puede soportar Mi manifestación, también tú serás capaz de hacerloâ€. Pero la montaña no pudo soportar la manifestación divina y se disolvió en pedazos. El venerable Moisés cayó en un desmayo. Cuando recobró la consciencia, dijo: “Mi Señor, Te declaro exento de los atributos de imperfección; te califico con los atributos de la perfección. Ante Ti me arrepiento. Sin verte, soy uno de los primeros en tener fe en Tiâ€. Moisés, el Interlocutor, deseaba ver. Pero había sido incapaz de ver. Ahora, Dios Todopoderoso deseaba mostrarse a Sí Mismo a Su bienamado. Cómo podía suceder eso, no lo podemos saber; sólo Allah conoce la manera. Las seis direcciones no se aplican a Él; Él es incuantificable y Su modalidad es desconocida para nosotros. Existe más allá de la dirección, la localización y el tiempo. Él se mostraría a Su bienamado. Pero esto no se lo prometería solamente a Su bienamado, sino también a nosotros los pecadores, los miembros de su comunidad. Algunos rostros muy honrados contemplarán la Belleza y la Perfección del Señor en la Resurrección. Se nos concederá este favor. Para verlo a Él, sin embargo, el ojo debe estar preparado. En cuanto a aquellos que no ven la verdad y la realidad en el mundo de abajo, el Corán nos dice que no sólo no verán al Señor de los Mundos; a aquellos que le dan la espalda al Corán y a Su bienamado se los resucitará ciegos. La vista le pertenece al ojo que llora por Dios, a aquellos que obedecen a la realidad y la verdad. El Mensajero dio las buenas nuevas a sus Compañeros: “¡Veréis a vuestro Señor del Jardín del Paraíso, así como contempláis la luna el día quince del mes!†En otras palabras, la manifestación divina le será aparente a cada creyente de acuerdo a su capacidad. Como ya hemos dicho, la manera de eso está más allá de nuestro conocimiento; sólo Allah la conoce. Dios está exento de localización espacial. Él se mostrará a Sí Mismo a los creyentes, y los creyentes Lo verán. Como Allah quiera. . . Que Allah nos conceda Su gracia a todos nosotros. Amén. Por el bien del Jefe de los Mensajeros. Nuestro Maestro dijo: “Oí la voz de Gabriel, el Confiable. Oí lo que me dijo. Me levanté enseguida y busqué un jarro para poder llevar a cabo mi ablución. En ese momento, Ridwân trajo del Paraíso un jarro dorado con incrustaciones de esmeraldas, así como un cuenco con cuatro enormes esmeraldas al frente, que reflejaban la luz del cielo. “El jarro del Paraíso había sido llenado con el agua de Kawthar, de acuerdo a la orden de Allâh a Ridwân. Hice mi ablución con el agua de Kawthar mientras se vertía de ese jarro en el cuenco. Me llevaron a la Kaaba, al lugar llamado el Sello, en donde me acostaron. Abrieron mi pecho y me sacaron el corazón. Lo lavaron con el agua de Zamzam. Luego lo llenaron con la luz de la sabiduría esotérica y lo volvieron a poner en su lugar. Me vistieron con una espléndida túnica del Paraíso y me enrollaron un turbante en la cabeza; ese turbante también venía del Paraíso. Sobre el turbante se puso una corona, tan brillante como el sol. Me envolvieron la cintura con una fina faja. Su superficie estaba hecha de rubí rojo. Cuando busqué una montura, Gabriel trajo a Burâq y me dijo que cabalgara. Burâq se plantó. ‘¿Qué estás haciendo, Burâq?’ dijo Gabriel. ‘¿Qué afrenta es esa?’ Pero Burâq respondió: ‘No permitiré que me monte nadie más que Muhammad, la paz sea con él’. Entonces Gabriel le dijo: ‘Aquí contemplas al que amas, por amor a quien te has estado abrasando noche y día, el bienamado Muhammad de Allah’. Al oír eso, Burâq puso su cara en el suelo, derramando lágrimas de amor mientras rogaba: ‘Oh Mensajero de Allah, por amor a ti he abandonado el Paraíso. Dame tu palabra. ¡Promete que volverás a montarme en el próximo Día de la Resurrección, para entrar al Paraíso sobre mi lomo!’ †Nuestro Maestro de la Ascensión dio su promesa, llorando mientras se comprometía a entrar al Paraíso con el mismo Burâq, cuando le llegara el momento de levantarse de la tumba. “Oh Mensajero de Allahâ€, preguntó Gabriel, “¿por qué lloras así?â€, y nuestro Maestro dijo: “Cuando me levante de la tumba, iré al Sitio de la Resurrección cabalgando a Burâq. ¿Pero mi Comunidad tendrá que ir allí a pie?†En este punto de la conversación, el Verso siguiente fue revelado: “El día que reunamos ante el Misericordioso a los temerosos en grupos.†[19:86] Nuestro Maestro se consoló. Ofreció alabanza y agradecimiento a Allah, el Señor de todos los mundos, que también permitirá que su Comunidad cabalgue al Sitio de la Resurrección. Cuando llegue el Día de la Resurrección, los hombres se levantarán de sus tumbas en tres grupos: i) Los Profetas y Mensajeros, los santos y los justos; a ellos les será enviado Burâq desde el Paraíso. Vistiendo túnicas del Paraíso y disfrutando comida y bebida del Paraíso, montarán esos corceles celestiales y cabalgarán con gran pompa al Sitio de la Resurrección. ii) Los miembros pecadores de la Comunidad de Muhammad (La paz sea con él). Ellos se levantarán de sus tumbas para ser arrastrados, desnudos y a pie, al Sitio de la Resurrección. Cuando nuestro Maestro mencionó que esa gente sería resucitada en estado de desnudez, la venerable Â’isha, Madre de los Creyentes, preguntó: “¿Oh Mensajero de Allah, no mirarán los hombres a las mujeres que se encuentran entre ellos?†Pero nuestro Maestro respondió: “Â’isha, el Día de la Resurrección será tal, que nadie tendrá ojos más que para sí mismo. Cada persona estará encerrada en sí mismaâ€. iii) Los incrédulos que niegan la resurrección después de la muerte. Esos se frotarán la cabeza con polvo, gimiendo: “¿Quién nos ha levantado de la tumba? ¡Ay de nuestra condición! Solíamos negar este díaâ€. Los ángeles dirán, mientras sacan a esos incrédulos de la tumba: “Mirad, esto es lo que el Todo Misericordioso prometió. El Mensajero os dijo que este día sería asíâ€. Serán llevados al Sitio de la Resurrección con sus caras contra el piso. Cuando los nobles Compañeros oyeron de esto por el Profeta, le preguntaron: “¿Oh Mensajero de Allah, cómo puede caminar un hombre arrastrando su cara por el piso?†Nuestro Maestro respondió: “¿No habéis visto cómo se arrastran las serpientes y los gusanos sobre sus caras? Así es cómo se arrastrarán los incrédulos mientras los llevan al Sitio de la Resurrecciónâ€. Cuando nuestro Maestro, el Rey de los Profetas, oyó las buenas nuevas, que Allah había prometido graciosamente dejar que los justos cabalgaran al Sitio de la Resurrección, montó alegremente a Burâq. Gabriel había venido con los ejércitos de ángeles. Nuestro Maestro nos cuenta que los ejércitos angelicales de Miguel e Isrâfil se ordenaron detrás de él a su derecha e izquierda. Cuando nuestro Maestro quiso separarse de estos poderosos ángeles, el venerable Isrâfil dijo: “Oh Mensajero de Allah, he adorado a mi Señor durante tantos años para poder servirte esta noche, y he sido honrado con este deberâ€. Nuestro Maestro le preguntó cómo había adorado y orado. Dijo el venerable Isrâfil: “Adoré durante muchos miles de años debajo del Trono. Luego el Todo Poderoso dijo: ‘¿Qué quieres? Te concederé tu deseo’. Respondí: ‘Mi Señor, el intercesor de la comunidad de pecadores, el Sultán del Día de la Resurrección; parece que has inscrito su nombre sobre el Trono, junto con Tu propio Noble Nombre. Cuando llegue a la existencia corpórea, déjame pasar una hora a su servicio’. Dijo el Señor: ‘Accedo a tu pedido. Habrá una noche en la cual le posibilito acercarse a Mí, a ese Profeta reverenciado cuyo nombre he inscrito al lado del Mío. Lo transportaré desde un lugar en la tierra hasta Mi universo más elevado. Le mostraré maravillas particulares a Mi Esencia. Le abriré las puertas de Mis tesoros. Lo llevaré de la Meca a Jerusalén, y desde allí lo llevaré adonde Yo quiera. Puedes tener el honor de escoltarlo esa noche desde la Meca a Jerusalén’ â€. Los otros ángeles poderosos también estaban contentos de servir esa noche a nuestro Maestro, el bienamado del Señor. Para obtener ese honor, habían adorado a Allâh durante muchos miles de años. Nuestro Maestro continúa su relato: “Burâq aterrizó en un lugar que había divisado. En ese lugar había muchos árboles. El venerable Gabriel dijo: ‘Mensajero de Allah, desciende aquí y lleva a cabo tus oraciones’. Me bajé y realicé mis oraciones, luego le pregunté a Gabriel el nombre del lugar al que habíamos llegado. ‘Esta es Medina la Iluminada’, dijo. ‘Pronto migrarás a este lugar’. Seguimos adelante hasta un lugar donde la tierra era blanca. Gabriel me dijo que descendiera y orara, de modo que hice lo que me pidió. Luego Gabriel me preguntó dónde estábamos. Cuando le dije que no lo sabía, él dijo: ‘Esto es Midian. El venerable Moisés llevó a cabo sus oraciones debajo de este mismo árbol, cuando estaba huyendo del Faraón’. “Volví a montar a Burâq y llegamos a un lugar sagrado. Seguí las instrucciones de descender y orar. Luego Gabriel dijo: ‘Mensajero de Allah, este es el Monte Sinaí. Aquí es donde el venerable Moisés solía conversar con Allah’. Volví a montar y cabalgué hasta que vimos un pabellón. Otra vez desmonté y oré como se me dijo que hiciera. Luego Gabriel dijo: ‘Mensajero de Allah, este es el pabellón donde Jesús, el hijo de María, nació’. Más tarde, vi a un grupo de personas plantando semillas. Cada semilla producía instantáneamente setecientas. Cuando pregunté quiénes eran esas personas, Gabriel dijo: ‘Esos son los miembros de tu Comunidad que gastan su riqueza en la causa de Allah. Por esa buena acción reciben setecientas recompensas’. Luego vi otro grupo. Los ángeles les estaban destrozando las cabezas con rocas; esas cabezas volvieron a crecer, sólo para ser destrozadas otra vez, después volvían a crecer como nuevas. Gabriel explicó: ‘Los que están sufriendo un tormento semejante son los miembros de tu Comunidad que descuidan las oraciones. Son los que oran, pero están distraídos y no alzan completamente la cabeza cuando se levantan de la inclinación y la postración. Hacen las oraciones con renuencia, sin darles la menor importancia. Aunque oran, también sirven a los incrédulos, a los tiranos y a su propia naturaleza inferior’. “Luego vi otro grupo. Estaban desnudos y hambrientos, rodeados de hierbas encendidas, que los ángeles los forzaban a comer como animales. Cuando pregunté quiénes eran, Gabriel dijo: ‘Esos son los miembros codiciosos de tu Comunidad, que no pagan la limosna debida. Son aquellos que carecen de compasión por el pobre, el débil, el destituido, las viudas y los huérfanos’. “Luego vi otra compañía. Una comida deliciosa estaba dispuesta delante de ellos, pero en vez de esa comida pura estaban comiendo carroña maloliente. Gabriel explicó: ‘Mensajero de Allah, esos son los adúlteros y fornicadores de entre tu Comunidad. Aunque tienen a su disposición alimento legal, eligen comer carroña por haber cometido actos ilegales como el adulterio y la fornicación’. “Luego vi otro grupo. Estos estaban apilando madera, pero no la podían levantar. Cuando pregunté quienes eran, se me dijo: ‘Esos son los miembros avaros de tu Comunidad. Aunque nunca podrían agotar la riqueza que poseen, no están satisfechos y tratan de acumular más aún. Son aquellos que aman los bienes mundanos y tratan de apilarlos. Ellos acumulan fuego en el Infierno, porque violan los derechos humanos, al no tener la voluntad de aligerar su carga y dar a otros lo que les corresponde’. “Luego vi una gran roca, en la cual había un pequeño agujero. Una serpiente salió del agujero, se hizo más grande, después trató de volver a entrar. Cuando no pudo meterse, empezó a dar vueltas alrededor de la roca, confundida. Pregunté el significado de eso, y Gabriel explicó: ‘Esa roca representa el cuerpo de tu Comunidad. El pequeño agujero representa sus bocas. La serpiente simboliza las malas palabras, el lenguaje ilegal y la murmuración. Habiendo emitido esas cosas, no serán capaces de retractarse y tragarlas. Por lo tanto deben sufrir el tormento en este mundo y en el Más Allá. Dile a tu Comunidad que guarden sus bocas de maldecir, abusar, murmurar, del lenguaje grosero y la charla descuidada, de modo que puedan salvarse en este mundo y en el Más Allá’. “Luego vi un hombre. Estaba luchando para sacar agua de un pozo. Cuando el balde llegó al borde del pozo, estaba vacío. El hombre se estaba esforzando en vano. ‘¿Qué representa?’, pregunté. Dijo Gabriel: ‘Aquellos de tu Comunidad que adoran sólo por alarde. La veneración que no es para Allah es tan inútil como la penalidad de ese hombre, porque aquellos cuya veneración es mera ostentación ciertamente no recibirán recompensa alguna en el Más Allá. Todo lo que consiguen es fatiga’. “Las gentes que vi a continuación, tenían labios colgantes, que los ángeles cortaban con tijeras ardientes. Cuando pregunté quienes eran, se me dijo: ‘Esos son los miembros de tu Comunidad que actúan como informantes y aquellos que prestan falso testimonio’. “Luego vi otro conjunto de personas. Los ángeles les estaban cortando la carne y les ordenaban que se la comieran. Cuando se negaban, los ángeles les pegaban y los obligaban a comer. Cuando le pregunté a Gabriel quienes eran y por qué estaban soportando ese tormento, respondió: ‘Esos son los murmuradores de tu Comunidad’. “Luego vi otro grupo de personas; tenían rostros sucios, ojos pálidos y labios caídos; de sus bocas fluía sangre y suciedad. Cada uno sostenía una botella encendida en una mano y una taza encendida en la otra, en donde se vertía el pus que fluía de sus bocas. Cuando habían llenado su taza con sangre y suciedad los ángeles los forzaban a beberla. Ese era su tormento. Cuando pregunté sobre ellos, Gabriel dijo: ‘Oh Mensajero de Allah, esos son los miembros de tu Comunidad que mueren sin arrepentirse de haber bebido alcohol’. “Luego vi otro grupo. Tenían vientres hinchados y grilletes en los pies. Trataban de levantarse, sólo para tropezar y volver a caer. ‘¿Quienes son esos?’ pregunté. Gabriel, la paz sea con él, dijo: ‘Esos son los usureros, esos miembros de tu Comunidad que le roban a la gente sus bienes y los consumen injustamente’. “Luego encontré un grupo de mujeres. Tenían los rostros sucios; usaban ropas encendidas y los ángeles las estaban golpeando con látigos encendidos. Se gritaban unas a otras. Le pregunté a Gabriel, la paz sea con él, quiénes eran esas mujeres, y me dijo: ‘Esas son las mujeres de tu Comunidad que han cometido adulterio y fornicación o han tratado mal a sus esposos y sólo han mostrado ingratitud por los beneficios que les proporcionaron sus esposos’. “Luego vi un grupo de hombres que estaban siendo decapitados. Cuando pregunté quiénes eran, Gabriel dijo: ‘Esos son los asesinos de tu Comunidad; son aquellos que siguen adelante con los feudos de sangre’. “Luego vi un grupo que sufría los tormentos más violentos. De sus bocas y narices salían llamas y estaban a merced de dos ángeles que blandían látigos encendidos. ‘¿Quiénes son?’ pregunté, y Gabriel respondió: ‘Esos son los hipócritas. Están sufriendo ese tormento porque, mientras sus bocas profesaban fe, sus corazones estaban llenos de incredulidad e hipocresía. ¡Merecen ser castigados en las profundidades inferiores del Infierno!’ “Verdaderamente los hipócritas estarán en el nivel más bajo del Fuego.†[4:144] “Luego encontré un grupo de personas que estaban encarceladas en un valle de fuego. En cuanto se habían quemado hasta reducirse a cenizas, les volvía a crecer una piel nueva que otra vez se quemaba hasta ser ceniza y de nuevo volvía a restaurarse. Ese era su perpetuo tormento. Pregunté quiénes eran y por qué estaban sufriendo ese tormento, y el venerable Gabriel explicó: ‘Esas son las personas que desobedecen a sus padres. Oh Mensajero de Allah, las personas que sufren ese tormento son los hijos pecadores de tu Comunidad, que no aprecian a sus madres y padres, no les obedecen, no les dan lo que les corresponde y no los respetan’. “Después oí un ruido aterrador que me puso los pelos de punta. Cuando le pregunté qué había causado ese ruido, Gabriel explicó: ‘Oh Mensajero de Allah, una piedra cayó en el Infierno. Justo ahora llegó al fondo después de caer durante mil años. Ese es el ruido que oíste’. “Luego llegué a un valle, en donde el aire tenía un olor nauseabundo. Se podía oír una voz horrorosa, suplicándole a los gritos a Allah: ‘Mi Señor, envíame ahora a los incrédulos y los tiranos que me prometiste. Mis cadenas, púas, esposas y grillos, están todos preparados. Tengo tormentos de toda clase en gran abundancia: fruta amarga y agua hirviente, serpientes, ciempiés y escorpiones. Mis barrancos encendidos con fuegos aterradores. Envíame a los tiranos, los incrédulos y los traidores. Me lo has prometido, para que pueda vengar a sus víctimas. Déjame vengarme de aquellos que disfrutaron de Tus beneficios y sin embargo Te atribuyeron socios, de esos impostores pecaminosos que dañaron a la gente. Permíteme cumplir con mi deber’. Cuando le pregunté quién podía ser ese, Gabriel dijo: ‘Ese olor nauseabundo es el hedor del Infierno, mientras que esa voz aterradora es la voz del Infierno’. En respuesta a la súplica del Infierno, el Glorioso y Exaltado dijo: ‘¡Oh Fuego! ¡Oh Infierno! Te llenaré con aquellos que Me atribuyen socios, con los incrédulos que Me niegan a Mí y a Mis Mensajeros, con los tiranos que lastiman y oprimen a Mis siervos, con los traidores que consumen los derechos de los huérfanos, con todos los hombres y mujeres perversos, y con aquellos autoritarios que no creen hasta el Día de la Resurrección. Te llenaré con hombres y jinn incrédulos y con tiranos obstinados e infieles’. El Infierno dijo: ‘Estoy contento mi Señor’. “Luego llegué a otro valle. Aquí se olían bellos perfumes. Cuando pregunté qué era, Gabriel dijo: ‘Una dama mártir y sus hijos yacen aquí. Ese dulce aroma sale de sus tumbas, que contienen los frutos del Paraíso. Las que yacen enterradas aquí son las doncellas de la hija del Faraón, y sus hijos’. “Después llegué a otro valle más, en donde suaves brisas llevaban por el aire sutiles perfumes. Los sonidos más agradables acariciaron mis oídos, ‘Gabriel’, pregunté, ‘¿Qué son esos dulces aromas; qué son esos sonidos encantadores?’ El venerable Gabriel explicó: ‘Oh Mensajero de Allah, esos dulces aromas vienen del Paraíso y ese sonido encantador es la voz del Paraíso. ¡Escucha Oh Mensajero de Allah! Escuché y oí al Paraíso hacer esta súplica: ‘Mi generoso Señor, tráeme ahora a esos siervos Tuyos que me has prometido. Todo ha sido adornado y preparado; mis palacios, pabellones, carpas, satén, brocado y sedas, toda clase de oro, perlas, coral, esmeraldas, rubíes y plata, almizcle y ámbar gris, copas y tazas, fruta de toda clase, ríos de agua, leche, miel y vino, huríes, asistentes y pajes; dádivas en gran abundancia, demasiado numerosas para contarlas. Tráeme ahora a esos siervos especiales Tuyos a quienes has prometido enviarme. Siento impaciencia por recibirlos. Envíame a esos siervos Tuyos, para que pueda acordarles todo honor, respeto y dignidad, concediéndoles toda clase de dádivas’. A esta súplica, el Más Generoso de los generosos, respondió: “ ‘Mi Paraíso, a ti te enviaré a aquellos que creen en Mí y a todos Mis siervos obedientes que dan su corazón a Mi bienamado, que afirman Mi Unidad, creen en Mis Mensajeros y llevan a cabo buenas obras de justicia y veneración por Mí, que no Me adjudican socios y ponen su confianza en Mí. En tus jardines y huertos alojaré a todos los que Me temen y rehuyen Mi castigo, del cual los pondré a salvo. Concederé los deseos, y satisfaré las necesidades de todos los que me someten sus deseos, intenciones y necesidades a Mí en sus oraciones. Multiplicaré las retribuciones y recompensas de aquellos que “Me hacen un préstamoâ€, es decir, que hacen obras de caridad y por Mí dan limosna al pobre y al débil, al destituido y al necesitado. Estaré satisfecho con todas las obras de aquellos que ponen sus vidas enteramente a Mi disposición, confiando en Mí en todo lo que emprenden. Sólo Yo, Allah, soy digno de adoración y fe. No hay ningún otro dios que merezca fe y adoración. Yo cumplo todas Mis promesas. Nunca dejo de cumplir Mi palabra. Todos los creyentes ciertamente llegarán al éxito. Mi Paraíso está preparado para ellos. El Paraíso es el hogar de aquellos que creen en Mí. Aquellos que creen en Mí son tu gente’. (¡Bendito es Allah, el mejor de los Creadores!) Oyendo estas palabras divinas, el Paraíso dijo: ‘¡Estoy contento, mi Señor!’ “Oí una voz a mi derecha, llamado: ‘¡Detente, Oh Muhammad! Tengo una pequeña pregunta que hacerte. ‘Tres veces me dijo esa voz que me detuviera, pero la ignoré y seguí adelante. Luego oí una voz a mi izquierda, llamando tres veces: ‘¡Detente, Oh Muhammad! Espera un momento. Tengo una pregunta para ti’. La ignoré y seguí adelante. Luego apareció una mujer frente a mí, muy bellamente vestida. A la distancia se veía encantadora, pero mirándola de cerca probó ser muy fea. Pasé por su lado, ignorando sus tres gritos de: ‘Detente un momento. Tengo que hacerte una pregunta’. Luego vi delante de mí a un viejo, apoyado en un bastón. Sacudiéndose y temblando, este viejo dijo tres veces: ‘Detente. Tengo que hacerte una pregunta. Detente y déjame ver tu hermoso semblante’. Lo pasé de largo sin un momento de pausa. Después vi a un joven bien parecido. Su rostro estaba radiante de luz. Me acogió con: ‘Detente ¡Oh Mensajero de Allâh! Tengo que decirte algo’. Burâq se detuvo. Intercambié saludos con el joven, que luego dijo: ‘¡Congratulaciones, Oh Muhammad! Toda bondad está en ti y en tu Comunidad’. Ensalcé a mi Señor, diciendo: ‘Toda alabanza pertenece a Allah’. Gabriel dijo lo mismo. “Cuando le pregunté quiénes eran esas personas, Gabriel explicó: ‘Oh Mensajero de Allah, las voces de la derecha y la izquierda eran las de las religiones corruptas. Si hubieras respondido a su llamado, habrían atrapado a tu Comunidad después de tu muerte y la habrían reducido a la degradación. En cuanto a la mujer, si hubieras respondido a su invitación, tu Comunidad entera habría olvidado a Allah después de tu muerte y se hubiera dedicado a adorar a este mundo. Sus bellos ornamentos y atuendo son símbolos de los encantos engañosos del mundo. Su avanzada edad señala la Resurrección. En cuanto a su fea apariencia vista de cerca, indica que toda la fealdad de la vida mundana queda expuesta cuando se reflexiona. “‘El viejo que se dirigió a ti era Satán el execrable. Trató de explotar tu naturaleza compasiva apareciendo bajo el disfraz de un viejo. Si te hubieras detenido y le hubieras prestado atención, al final de tu vida tu Comunidad habría perdido la salvación engañada por sus artimañas, porque él habría llevado exitosamente al extravío a la mayoría de ellos y los hubiera hecho entrar en el Más Allá sin fe. “‘En cuanto a ese joven radiante y rozagante, representa la religión del Islam. Para él te detuviste. Eso significa que tu Comunidad, desde el final de tu vida mundana hasta la Resurrección, estará segura contra toda astucia del enemigo y con pies firmes en el sendero del Islam’ â€. Nuestro Maestro, el Mensajero para hombres y jinn, vio muchas más cosas extrañas y maravillosas antes de llegar a la Mezquita de Aqsâ. Las que relatamos son las más famosas. El relato de nuestro Maestro continúa: “Cuando llegué a la Mezquita de Aqsâ, los ángeles bajaron del cielo para saludarme. Me felicitaron por los favores y dádivas que recibiría de Allah, saludándome con: ‘¡La paz sea contigo, Oh Primero! ¡La paz sea contigo, Oh Último! ¡La paz sea contigo, Oh Congregador!’ Le dije a Gabriel: ‘¿Qué quieren decir los ángeles al saludarme de esta manera? Allah es el Primero, el Ultimo y el Congregador’. El venerable Gabriel explicó: ‘Oh Mensajero de Allah, en el Día de la Resurrección, tú serás el primero que intercederá. Por lo tanto te llaman el “primeroâ€. Te saludan con “¡Oh último!â€, porque eres el último Mensajero que se enviará al mundo’. “Cuando alcancé las puertas de la Mezquita de Aqsâ, desmonté de Burâq y lo até a una argolla, que me señaló Gabriel. Todos los Profetas habían atado sus monturas en esa argolla. Las almas de todos los Profetas me dieron la bienvenida con honor y respeto. “Cuando vi a todas esas grandes almas, le pregunté al venerable Gabriel quiénes eran. Dijo: ‘Esos son los Profetas y Mensajeros que te precedieron, ¡Salúdalos!’ Di mi saludo. Mientras entraba a la Mezquita, se estaba dando la señal para comenzar las oraciones. Miré para ver quién hacía ese llamado, pero Gabriel, la paz sea con él, me condujo al nicho de oraciones, diciendo: ‘Tú debes guiar las oraciones, porque tú eres el más digno y noble’. Entonces subí al nicho y guié a todos los Profetas y Mensajeros en la realización de una oración de dos ciclos. Luego regresé para ver a los Profetas, la paz sea con ellos, y conversé con ellos. Todos los gloriosos Profetas ensalzaron solemnemente a Allah, alabándolo por la dádiva divina que les había concedido. Yo también ensalcé a mi Señor, detallando los graciosos favores que me había concedido Dios, Exaltado es Él. “Abraham, ese amigo especial de Allah, ofreció alabanza y dijo: ‘Mi Señor me eligió como un amigo especial Suyo. Me dio un gran dominio. Me mencionó en Su Corán como el padre de tu Comunidad. Fue bondadoso conmigo y con mi hijo, enviando abajo un carnero para sustituir a Ismael. Proclamó nuestra gloria al mundo entero, ordenándome a mí y a mi hijo, Ismael, construir Su Kaaba, y mencionando nuestros nombres en Su Corán y en las oraciones que tú y tu Comunidad hacen. Por mí, convirtió el horno ardiente de Nimrod en luz. Haciéndome padre de Isaac, me dio el honor de ser el abuelo de todos los Profetas. Destruyó por medio de un mosquito a ese Nimrod que me arrojó al fuego’. “Moisés, el Interlocutor, también ofreció palabras de alabanza, diciendo: ‘Alabanza y gloria a Allah, Exaltado es Él, porque habló conmigo directamente. Me dio la Torá. Ahogó al Faraón y a su pueblo en el mar, salvándome a mí y a mi pueblo. Hizo de Aaron mi ministro. Transformó milagrosamente mi bastón, castigando así al faraón. Hizo que llovieran maná y codornices sobre mí y mi pueblo’. Así dio gracias a Allah por Su gracia y favor hacia él. “Al venerable Moisés le siguió David, la paz sea con él, que dijo: ‘Alabanza y gloria al más Majestuoso y Exaltado, porque Él me dio un gran dominio y me hizo rey. Me dio los Salmos. Nos confirió la condición de Profeta a mí y a mi hijo. Hizo que en mi mano el hierro se tornara blando como la cera. Hizo que las montañas y los pájaros se sometieran a mí. Me dio una voz tan dulce que aquellos que la oían se desvanecían, mientras que las colinas y las rocas recordaban a Allah y lo glorificaban junto conmigo. Me concedió el conocimiento de la Ley Sagrada y el buen juicio’. “Al venerable David le siguió su hijo Salomón. Alabó a Allah recitando la gran cantidad de dádivas que había recibido: ‘El Señor Todopoderoso Auto Subsistente me dio el dominio de los vientos, los jinn y los demonios. Solían llevar a cabo lo que a mí se me antojara. Me enseñó el lenguaje de pájaros y bestias. Me prefirió a mí sobre muchos de Sus siervos y me concedió un dominio más poderoso del que nadie después de mí pudo obtener’. “En cuanto a Jesús, ofreció alabanza y agradecimiento con estas palabras: ‘Gloria a tan Exaltado Hacedor, porque así como creó a Adán del polvo, sin madre o padre, así me trajo a la existencia sin un padre y sin materia, simplemente con la orden: “¡Sé!†Me enseñó la Torá y el Evangelio y me instruyó en el conocimiento de la Ley Sagrada. En respuesta a mi oración, Él curó al ciego y al enfermo y devolvió el muerto a la vida. Hizo que mi madre y yo estuviésemos a salvo de la astucia de Satán. Me elevó, vivo, a los cielos’. Por esas y otras dádivas, expresó su gratitud a Allah, Exaltado es Él. “Cada Profeta-Mensajero alabó y agradeció, enumerando las innumerables dádivas que había recibido. Luego les dije: ‘Todos vosotros habéis alabado y exaltado al Señor de Todos los Mundos por las dádivas que os ha dado. Ahora permitidme que os cuente la dádiva divina que yo he recibido. Ese Señor de la Majestad y el Honor, Auto-Subsistente, Todo Clemente, Todo Compasivo, creó mi luz con Su propia luz. En mi honor creó el Trono, el Pedestal, el Paraíso, el cielo y la tierra, todo con mi luz. Con mi luz creó el sol y la luna, las huríes del Paraíso con toda su belleza, y también a Adán. Me envió a todos los mundos, a todos los hombres y jinn, como un portador de buenas nuevas y para dar advertencia. Me convirtió en una bendición para el universo entero. Me envió a todas las criaturas como el Profeta y Mensajero final. A mí me reveló el Poderoso Corán. Hizo de mi Comunidad la mejor de todas las comunidades. Me explicó todo lo que estaba contenido en el Noble Corán que me reveló, enseñándome las ciencias de los antiguos y los modernos. Hizo de mi Comunidad la Comunidad del camino Medio. Abrió mi pecho y me purificó del pecado. Exaltó mi nombre y rango. Me hizo el conquistador de todas las criaturas y el último de todos los Profetas. Por mí, partió la luna por la mitad’â€. Según otra versión un tanto diferente: El venerable Mensajero de Allah llegó finalmente a Jerusalén, donde todos los venerables Profetas-Mensajeros le dieron la bienvenida con sus saludos. Ofrecieron toda clase de alabanzas, bañándolo en luz. Luego caminaron al frente de Burâq hasta la Mezquita de Aqsâ, donde el Mensajero, la paz sea con él, desmontó. Se quedaron parados a su lado mientras Gabriel ataba a Burâq. Después se dirigieron al Mensajero, diciendo: “¡Oh Mensajero de Allah, entra a la Mezquita!†Nuestro Maestro les dijo a todos los Profetas: “Vosotros habéis sido enviados antes que yo. Sería más adecuado que vosotros entrarais primeroâ€. Pero se oyó que el Señor Todopoderoso decía: “Oh Mi bienamado, tu Misión es la última, pero tu luz los precede a todos. Todos fueron creados de tu luz. Es correcto y adecuado que tú tomes la precedencia. ¡Entra a la cabeza de todos ellos!†El Mensajero entró con Gabriel. Luego, detrás, entraron todos los Profetas a la Mezquita de Aqsa. Gabriel hizo el Llamado a la Oración, luego señaló el inicio de las oraciones. El Mensajero guió a todos los Profetas y a los grandes ángeles presentes en la oración de dos ciclos. Nos cuenta: “Cuando terminó la oración, oí la inspiración: ‘Ahora es el momento de la súplica, suplica por tu Comunidad’. Sostuve mis manos abiertas hacia la Corte Exaltada. Hice una humilde súplica a mi Señor, rogándole que los salvara del fuego del Infierno y los admitiera en el Paraíso. Todos los Profetas-Mensajeros y los grandes ángeles, la paz sea con ellos, dijeron: ‘Amén’ a esta oración mía. En ese momento oí una voz dentro de mi corazón, diciendo: ‘Oh Mi bienamado, el lugar en donde estás sentado es la Mezquita de Aqsa. Esta es la Noche de la Ascensión. Has hecho una súplica como Jefe de los Profetas. Los Mensajeros y los ángeles han dicho ‘Amén’ a ella. Aquél a quien hiciste esa oración es Allah, Señor de la Majestad y la Bendición, el más Misericordioso de los misericordiosos, el más Generoso de los más generosos, que lleva a todos a la luz de Su guía. Tus oraciones han sido aceptadas. Los pecados de tu Comunidad han sido perdonados y ocultados. Ciertamente se salvarán del tormento. En virtud de Mi Poder y Majestad, les he concedido Mi Misericordia. Los alegraré con la visión de Mi Belleza’. “Esa noche le fueron concedidos a mi Comunidad el Paraíso y la felicidadâ€. (Oh Señor, permítenos morir en la fe. Alégranos con la visión de Tu Belleza. Amén, Oh Todo Misericordioso y Compasivo, en honor del Jefe de los Mensajeros.) “Cuando salí de la Mezquita de Aqsâ, el venerable Gabriel se encontró conmigo sosteniendo tres copas en su mano. Una contenía leche, otra vino, y la otra agua. Me dijo: ‘¡Oh Mensajero de Allah, toma una de estas tres copas y bebe!’ Elegí la leche y la bebí toda. Quedó una gota y se la di a Gabriel, la paz sea con él, que dijo: ‘Has elegido la disposición natural del Islam’. “Una voz llamó desde lo invisible: ‘¡Oh Muhammad, si hubieras bebido todas las gotas de la leche que había en el vaso, ni un solo miembro de tu Comunidad entraría en el Infierno!’ Volviéndome a Gabriel, le pedí que me dejara beber la última gota de la leche, pero él dijo: ‘¡Lo que está destinado desde toda la eternidad, lo que está escrito en la Madre del Libro, debe ser cumplido, Oh Mensajero de Allah!’ Luego comenzó la Ascensión. Viajé sobre Gabriel. Entramos al primer nivel del cielo y Gabriel golpeó la puerta. ‘¿Quién está allí?’ dijo una voz desde adentro. Dijo Gabriel: ‘Soy yo. Muhammad, la paz sea con él, está a mi lado’. ‘¿Él ha sido enviado?’ dijo la voz mientras nos dejaban entrar. En este primer nivel del cielo vi a un ser radiante. Miraba a su derecha y se reía, luego a su izquierda y lloraba. ‘¿Quién es él?’ le pregunté, y Gabriel dijo: ‘Ese es Adán, la paz sea con él’. Lo saludé. ‘Bienvenido, hijo mío y Mensajero justo’, respondió. Luego el venerable Gabriel explicó: ‘Cuando mira a su derecha lo hace feliz ver a los Profetas, Mensajeros y descendientes honestos que proceden de él. Pero cuando mira a su izquierda, llora ante la vista de sus hijos malvados e incrédulos’ â€. En el primer nivel del cielo, todos los ángeles saludaron a nuestro Maestro, el bienamado del Señor, diciendo: ‘¡Bienvenido, Oh Ahmad! ¡Bienvenido, bienamado de Allâh!’ Luego se dieron vuelta para continuar su adoración, realizando de pie su remembranza y glorificaciones. Nuestro Maestro continúa su relato: “Sobre el ala de Gabriel, me elevé al segundo nivel del cielo. Gabriel golpeó la puerta y el ángel que la cuidaba dijo: ‘¿Quién eres? ¿Quién está contigo? ¿Ha llegado el bienamado de Dios? ¡Entrad por favor!’ Diciendo así, el ángel abrió la puerta al segundo cielo. Una vez adentro, vi a los habitantes de este segundo cielo realizando su adoración y glorificación en una postura inclinada. Al verme, todos exclamaron: ‘¡Bienvenido, Ahmad! ¡Bienvenido Mahmûd!’ Me recibieron con honor, luego volvieron a inclinarse en adoración, glorificando al Señor de Todos los Mundos en esa posición. Cada uno tenía un hilo de cuentas para orar diferente. Gabriel explicó: Los ángeles del primer nivel adoran al Señor de Todos los Mundos en posición de pie, a diferencia de los del segundo nivel, quienes se inclinan en adoración’. Allí vi al venerable Jesús y al venerable Juan, la paz sea con ellos. ‘¡Bienvenido honesto hermano Profeta nuestro!’ dijeron. Cientos de miles de ángeles estaban glorificando a Allah con estas palabras: ‘¡Gloria a Allah! ¡Toda alabanza y gloria a Allah, el Más Magnífico! ¡Suplico Su perdón!â€. “Cuando ascendimos al tercer nivel, vi ángeles tan numerosos que sólo Allah hubiera podido decir su número. Estaban todos en postración ante el Señor de Todos los Mundos, glorificándolo en esa postura. Cuando me vieron me rindieron honor y respeto. Aquí encontré al venerable José y a Salomón, la paz sea con ellos. Me saludaron con: ‘¡Bienvenido, honesto hermano Profeta!’ Aquí fui testigo de muchas maravillas. “Al elevarme al cuarto nivel, encontré a todos sus habitantes glorificando a Allah de rodillas. Aquí encontré al venerable Moisés, a Âsiya la esposa del Faraón, y a la venerable María. Todos me rindieron honor y respeto. “Ascendimos al quinto nivel del cielo. Innumerables ángeles estaban parados en adoración, su mirada dirigida hacia los dedos de sus pies mientras glorificaban al Señor Dios. Estaban parados en serena humildad. ‘¿Es esta su forma de adorar?’ pregunté. Gabriel respondió: ‘¡Sí, Oh Mensajero de Allah! Adorarán y orarán de esta manera hasta la Resurrección. Pueda la adoración de todos los ángeles convertirse en un deber religioso para tu Comunidad’. Hice la misma oración. Aquí me encontré con los venerables Ismael, Isaac, Jacob y Lot, la paz sea con ellos. Ellos dijeron: ‘Ora a tu Señor. Suplícale que aligere la carga de tu Comunidad’. Vi muchas maravillas en este cielo. “Nos elevamos al sexto nivel del cielo. Aquí, los ángeles estaban haciendo remembranza del Señor de Todos los Mundos en serena humildad. Me saludaron con honor y respeto. Aqu&iacute
×